Países Bajos

Qué ver en Amsterdam

Ámsterdam es una ciudad europea cargado de encanto.

La capital de los Países Bajos está situada entre la bahía del IJ y las orillas de río Amstel. Cuenta con una amplia trayectoria desde su fundación en el siglo XII. Su origen viene determinado por la pesca, aunque actualmente es la ciudad más grande del país y un centro cultural con influencia internacional.

Cabe destacar que cuenta con un centro histórico de los más grandes de Europa. Data del siglo XVII, poseyendo canales semicirculares alrededor del mismo. Posteriormente, edificaron gran cantidad de calles con construcciones típicas neerlandesas. Siendo una de las estampas más conocidas del lugar.

La presencia del agua en Ámsterdam es más que destacada. Tal es su importancia que es conocida de forma coloquial como la “Venecia del norte”. Son múltiples sus atractivos, convirtiéndola en un destino turístico por excelencia que cada año recibe un mayor número de viajeros que quieren conocer los encantos de esta ciudad.

Qué ver en Ámsterdam

Conoce la historia de Ana Frank y la Segunda Guerra Mundial

Si de algo está cargada la ciudad es de historia. Ana Frank es un personaje que ha dado la vuelta al mundo gracias al libro que escribió. En este caso se presenta la oportunidad de conocer la historia de esta peculiar niña.

Es posible ver el Barrio Judío de la ciudad mientras que un guía se encarga de contar las curiosidades y anécdotas de la joven y la Segunda Guerra Mundial en este país. Cómo era la vida de Ana Frank en Ámsterdam, su mudanza desde Alemania, cuánto tiempo estuvieron escondidos en el lugar o cómo continuó su vida el padre tras el fin de la guerra.

Gracias a este recorrido, podrás conocer detalles de lo más interesantes sobre el tema. Si bien es posible conocer el Barrio Judío original y cómo ha ido evolucionando a lo largo del tiempo. Muestra de ello es la Sinagoga portuguesa. Construida en el siglo XVII, aún es un lugar de culto.

Pero, ¿cómo el diario de una niña tomó tal fama? Todo ello vendrá explicado durante el recorrido, mediante el cual es posible saber cómo era la vida en Ámsterdam durante los años 30 y 40. Los pueblos neerlandeses presentaron resistencia durante la Segunda Guerra Mundial, generando gran cantidad de lugares donde poder esconderse durante el periodo.

Qué ver en Amsterdam. Ana Frank en Amsterdam
Ana Frank en Amsterdam

Sin duda, una oportunidad única para conocer un periodo de la historia de lo más complejo. Joyas como el Museo Histórico Judío, el Monumento a Auschwitz o la fachada de la casa de Ana Frank son algunos de los elementos más destacados durante la visita.


Cruceros por los canales de la ciudad

Una ciudad en la que el agua es la principal protagonista merece ser vista desde una perspectiva única. Un crucero por los canales es una de las mejores opciones que puedes tomar durante tu visita. En el recorrido diurno podrás ver toda serie de edificios, puentes y demás construcciones que te mostrarán las dos caras de una ciudad cargada de historia pero a la vez de modernidad.

En este recorrido es posible disfrutar tanto de construcciones del siglo XXI como de otras propias del siglo XVII. Algunos de los puntos más destacados son el Gouden Bocht, Overhoeks, el Music Building o el velero VOC.

A su vez, una ciudad distinta se mostrará ante tus ojos durante la noche. Así podrás contemplar la gran cantidad de luces que adornan puentes y edificios emblemáticos. Poder surcar en la oscuridad algunos de los canales más destacados del Cinturón de Canales es todo un lujo.

Cuando acaba el día, Ámsterdam se convierte en una ciudad de cuento. Es un espacio único donde la iluminación acaba proporcionándole un toque verdaderamente especial. Así como también es una oportunidad única para conocer un poco más la ciudad en la que navegas. Todo tipo de historias y leyendas serán contadas durante el recorrido por la misma.

Qué ver en Amsterdam. Crucero nocturno por Ámsterdam
Crucero nocturno por Ámsterdam

Da igual si decides realizar un crucero de día o de noche, Ámsterdam te sorprenderá igualmente con las más bellas estampas con el agua como principal elemento. Sin duda un punto de vista que hay que experimentar durante tu visita a la ciudad.


Un tour en autobús turístico

En algunas ocasiones no disponemos de tanto tiempo como querríamos para poder disfrutar de todos los encantos de la ciudad que visitamos. En estas circunstancias, lo mejor es optar por un autobús turístico. Las múltiples opciones que ofrecen en la actualidad permiten conocer diferentes puntos de la ciudad en un periodo de tiempo récord.

También es bastante útil para aquellas personas cuya movilidad es reducida o tienen dificultades para realizar largos periodos de caminatas. Gracias a ello podrás conocer puntos tan destacados como la Estación central, Grassan Diamonds, el Barrio Judío, el Teatro Real Carré o la explanada de los museos.

Habrá que tener en cuenta que algunos de los recorridos del propio autobús turístico varían dependiendo de la época del año. Por lo tanto el momento que elijas para visitar la ciudad determinará en gran medida tu recorrido.

Bus turistico Amsterdam
Bus turístico Amsterdam

Conoce los bares del Barrio Rojo de Ámsterdam

El Barrio Rojo o Red Light es un barrio situado en el centro de la ciudad. Es famoso por su historia, así como también su arquitectura y su vida cultural. Sin embargo, lo más destacado del lugar es la liberalización que posee frente a la prostitución, las drogas y la diversidad sexual.

Está formado por tres distritos: De Wallen, Singelgebied y Ruysdaelkade.

Pasear por sus calles abre una nueva oportunidad de conocer un punto de vista distinto de la ciudad. En él se encuentra gran cantidad de pubs donde poder disfrutar de la vida nocturna y la diversión. Son muchos quienes deciden realizar un tour por el Barrio Rojo de Ámsterdam con el objetivo de conocer su historia y anécdotas.

Barrio Rojo Amsterdam
Barrio Rojo de Amsterdam

Descubre los Coffee Shops de la ciudad

Otro de los puntos más destacados de esta ciudad neerlandesa es el consumo de marihuana. Algunos de sus Coffee Shops cuenta con una larga historia. Será posible conocer la escena del cannabis en la ciudad, así como también las distintas anécdotas que conlleva.

Los Coffee Shops son locales o restaurantes caracterizados por la posibilidad de vender y consumir cannabis en su interior. Así como también de hachís y alimentos u productos que contengan extractos de la planta. Esto se debe a que los Países Bajos tienen cierta tolerancia frente a este tipo de drogas.

Una de las calles más destacadas, Reguliersdwarsstraat, es conocida por su historia y política de drogas. Es posible ver los menús y exhibiciones que proporcionan los establecimientos del lugar.


Conoce Ámsterdam en bicicleta, todos los rincones y callejuelas

El punto de vista con el que decides visitar una ciudad marcará por completo tu paso por ella. Ya te hemos hablado de la posibilidad de ir por el agua y en autobús turístico. Pero si lo tuyo es la preservación del medio ambiente, también puedes elegir la bicicleta.

El lado más positivo de este medio es que permite llegar a otros lugares donde el medio de transporte público no puede. El recorrido que harás en bicicleta te abrirá un nuevo mundo cargado de callejones, canales, patios e iglesias donde muchos turistas no llegan.

Se trata de descubrir una ciudad dando un paseo de lo más agradable. Gracias a ello podrás conocer la citada casa de Ana Frank o una de las joyas más destacadas de la ciudad: Vondelpark. Se trata de un parque público que cuenta con 47 hectáreas. Su nombre proviene de un homenaje al escritor Joost van den Vondel y cuenta con 10 millones de visitas a lo largo del año.

Ofrece gran cantidad de actividades, ya que cuenta en su interior con un teatro al aire libre, un parque infantil o varias opciones hosteleras. Sin duda, un lugar ideal para pasar un buen rato reconectando con la naturaleza y la tranquilidad. Es cien por cien recomendable para los amantes de los paisajes con encanto.

Amsterdam en bici
Ámsterdam en bici

También es posible conocer otros puntos de vital importancia entre los que se encuentran el museo Van Gogh. En él podrás ver la colección de obras de este maravilloso pintor. Se trata de unas 900 pinturas y unos 1000 dibujos que te mostrarán las distintas etapas y características propias de su arte.

En la misma plaza de los museos es posible encontrar el Rijksmuseum o Museo Nacional de Ámsterdam. Está dedicado a la artesanía, arte e historia del país. En su interior se puede visitar una amplia variedad de obras propias del Siglo de Oro neerlandés, así como también de arte asiático y egipcio. En él podrás disfrutar de autores como Lucas van Leyden, Nicolaes Maes, Peter Paul Rubens o el propio Francisco de Goya.

Así como Concertgebouw. Es una sala de conciertos de la ciudad famosa por su acústica. Ello la sitúan como una de las tres mejores salas del mundo. Es la sede de la Orquesta Real del Concertgebouw. Actualmente, tienen lugar unos ochocientos conciertos a lo largo de todo el año. Siendo conocida en todo el globo.


Visita el Palacio Real de Ámsterdam

Es uno de los cuatro palacios que podrás encontrar en los Países Bajos, encontrándose a disposición del monarca por ley del Parlamento. Su estilo es clasicista, construido durante la Edad de Oro. Desde sus inicios en el siglo XVII, este lugar se convirtió en el palacio de Luis Napoleón. Pasando posteriormente a la casa real neerlandesa.

Situado en la Plaza Dam, podrás encontrarlo en pleno centro de la ciudad. Actualmente se utiliza para vistas estatales, ceremonias de premios y otras celebraciones de carácter real. En su interior podrás encontrar muestras de artistas como son Ferdinand Bol o Govert Flinck. En él se encuentran algunos elementos de lo más destacado como puede ser la estatua de Atlas con el cielo sobre sus hombros.

Cabe destacar la sala de mármol en la Bugerzaal. La restauración del edificio comenzó en 2005, teniendo distintas etapas con el objetivo de que luzca en todo su esplendor. Conocer esta construcción es admirar por completo el arte de los creadores propios del Siglo de Oro.

Se trata de todo un gusto para la vista, ya que pasear por él te hará sentirte como en otra época. La gran cantidad de muestras de arte que se encuentran en su interior lo sitúan como una de las paradas obligatorias a realizar en la ciudad.

Palacio Real de Ámsterdam
Interior del Palacio Real de Ámsterdam

Volendam, Edam y los molinos

Si quieres conocer una parte mucho más calmada de la ciudad, puedes hacer una escapada a la campiña holandesa. Se trata de Zaanse Schans, un pueblo en el que destacan sus molinos de viento.

En él podrás ver construcciones propias del siglo XVIII y XIX, situadas a orillas del Zaan. Es famoso por sus molinos, algunos de los cuales aún funcionan. Se trata de un museo al aire libre que muestra el pasado preindustrial del país. Durante la visita podrás ver la colección de molinos históricos que posee, la mayoría de ellos con más de 200 años. Pero no solo cuenta con eso, también dispone de gran cantidad de casas y museos históricos para conocer aún más en profundidad la historia del país.

Edam también es un lugar maravilloso. Denominado como “la perla de Zuiderzee”, cuenta con gran cantidad de calles antiguas y canales donde poder disfrutar de un momento de lo más tranquilo. En ella podrás encontrar gran cantidad de edificios propios del siglo XVII, entre los cuales se encuentran la torre Carillon, la Gran Iglesia o el ayuntamiento.

Edam es una localidad bastante conocida por su queso, poder degustarlo es una suerte para el paladar. Durante la visita es casi obligado poder adquirir una de estas bolas de queso conocidas en todo el mundo.

La ciudad dispone de lugares cono almacenes de queso donde poder conocer cómo se elabora. Aunque también cuenta con gran importancia en cuanto a la construcción naval o el comercio.

Molinos de viento en Ámsterdam
Molinos de viento en Ámsterdam

Una recomendación a la altura de las dos anteriores es Volendam. Se trata de un pueblo pesquero que se encuentra en el lago IJssel. Es conocido por tener un puerto de lo más encantador, así como también por comercializar pescado. Cuenta con toda una serie de vistas características de Holanda. Se trata de un destino ideal para cualquier estación del año.

Los visitantes desean ver los pequeños edificios y casas que reflejan el modo de vida de los habitantes del lugar. Es posible en ocasiones fotografiarse con el traje típico del lugar, así como también una ubicación única para comprar recuerdos para tus seres queridos. Si durante tu viaje pasas por Volendam, visita la iglesia de San Vicente, el Stolphoevekerk de madera o el Visafslag del pescado.


Las plazas de Ámsterdam

Esta ciudad cuenta con múltiples plazas. Todas ellas características. Por ello te invitamos a que visites algunas de las más destacadas.

La Plaza Leidseplein es una de las más animadas debido a la multitud de bares y restaurantes. Es posible ver durante el día la actuación de múltiples artistas callejeros, por lo que disfrutar de la cultura en ella es algo casi seguro.

Por otro lado, la Plaza Spui es un lugar cercano a la zona universitaria. Uno de los principales atractivos de ella es el mercado de compra/venta de libros que se celebra cada viernes. Una oportunidad única para disfrutar de la cara más literaria del lugar.

El centro neurálgico de la ciudad es la Plaza Dam. En ella se encuentran algunos de los monumentos más destacados del lugar. Entre ellos están el Monumento Nacional, siendo un obelisco de 22 metros de altura en homenaje a los soldados holandeses muertos durante la Segunda Guerra Mundial. También cabe destacar el Palacio Real ya citado o la Niewekerk o la iglesia nueva.

Plaza Dam Ámsterdam
Plaza Dam, Ámsterdam

Ámsterdam cuenta con gran cantidad de atractivos que la hacen una ciudad ideal para visitar en cualquier estación del año. Cargada de encanto y sobre todo de curiosidades, dado que es posible incluso visitar la casa más antigua de la ciudad. Una de las dos únicas que aún tienen fachada de madera.

Sin lugar a dudas, una ciudad de lo más característica. Prueba de ello es el Mercado de la Flores. Creado en 1862, se reunían en él los habitantes para poder cultivar una de las mayores pasiones del lugar: las flores. Entre las más destacabas se encontraban los tulipanes, siendo de gran estima.

Cabe destacar el arte callejero de la ciudad. En ocasiones determinadas artes ocupan incluso la fachada entera. La Spuistraat, cerca de la Plaza Dam, es uno de los lugares de mayor concentración de obras de arte callejeras.

Ámsterdam es una ciudad cargada de cultura, historia y arte. Es posible descubrir las diferentes propuestas que ofrece en cualquier época del año, siendo uno de los destinos más deseados por personas de todo el mundo.

Con el agua como principal protagonista, es obligatorio poder conocer al menos algunos de sus canales. Realizando unos paseos que te enamorarán. El gusto de los habitantes de la ciudad por las flores se ve reflejado en cada uno de los rincones de la misma. Convirtiéndola por tanto en un lugar cargado de encanto y de rincones por descubrir.


Encuentra AQUÍ los mejores HOTELES en ÁMSTERDAM


¿Conoces este lugar? Comparte tu experiencia


Encuentra AQUÍ los mejores VUELOS

Botón volver arriba