Grecia

Qué ver en Atenas

Atenas es la capital de Grecia, así como su centro económico, político y cultural del país.

Ha sido a lo largo de la historia un punto clave, contando con grandes artistas y filósofos en la antigüedad. La democracia, tal y como la conocemos hoy, no sería igual sin el apoyo de los grandes atenienses.

Si quieres conocer las antiguas culturas, este es tu destino ideal. Grecia era un lugar magnífico donde imperaba gran cantidad de sabios que nos dejaron información privilegiada sobre la que se han sentado las bases del mundo actual. Cuenta con templos y edificaciones de lo más destacadas, siendo capaces de mantenerse en el tiempo sin apenas haber sufrido cambios. Viajar a Atenas es retroceder en el tiempo. Volver a vivir un periodo de esplendor y aprender un poco más de quienes somos.

Con sus más de 3000 años de antigüedad, Atenas cuenta con una gran riqueza en cuanto a monumentos se refiere. Visitantes de todas partes del mundo se acercan a conocer ubicaciones tan icónicas como el Partenón, la Acrópolis o el Ágora. Todos ellos cuentan con una historia realmente increíble que podrás descubrir durante tu viaje.

El paso del tiempo ha calado hondo en algunas de las edificaciones. Pese a que ciertos monumentos han sufrido algún que otro cambio, la armonía de la arquitectura griega impera sobre todo ello. Podrás ver joyas arquitectónicas que han sido admiradas y veneradas por todas las épocas. Así como también la riqueza arqueológica que posee.

Aunque Grecia también destaca por contar con verdaderos manjares. La dieta mediterránea ha hecho que las verduras, carnes y quesos se apoderen de la mayoría de menús del lugar. Aprovecha la oportunidad para probar algunas de las delicias típicas, enamorándote aún más si se puede de aquello que las tierras griegas ofrecen.

Qué ver en Atenas

La Acrópolis griega, toda una joya de la antigüedad

La Acrópolis de Atenas es la más representativa de Grecia. Se trata de la ciudad alta, siendo un elemento presente en la mayoría de ciudades griegas. La importancia de este punto radica en una doble función: defensiva y como asentamiento de los principales lugares de culto.

Atenas se encuentra situada a 156 metros sobre el nivel del mar. Se le conoce también como Cecropia en honor al primer rey ateniense. Durante la visita a este maravilloso lugar, pueden verse verdaderas joyas de la Antigüedad, especialmente entrando por la puerta llamada los Propileos.

Qué ver en Atenas. El Partenón en el Acrópolis de Atenas
El Partenón en el Acrópolis de Atenas

Se trata de entradas o pórticos monumentales con una estructura compleja. Solían disponer de una pared o fachada con columnas. También sirven para hacer más llevadera la fuerte pendiente que existe en la vía de acceso.

A su derecha podréis ver el Templo de Atenea Niké. Se trata de una gran estatua de bronce de la propia Atenea, realizada por Fidias. Sin embargo, esta no es su ubicación originaria, ya que se encontraba en el centro.

Este templo conmemora la victoria sobre los persas en la batalla de Salamina, allá por el 480 a.C.

A la derecha de la escultura se encuentra el Partenón o Templo de Atenea Partenos. Es un templo consagrado a la protectora de Atenas, Atenea Partenos. Se trata de uno de los pocos templos dóricos octóstilos de mármol blanco de Pentélico y cubierto con tejas de mármol de Paros que se conservan. Su construcción fue realizada entre el 447 a.C. y el 432 a.C.

A la izquierda y justo al final de este conjunto se encuentra el Erecteión, el cual cuenta con su famosa stoa o tribuna sostenida por seis cariátides. Se trata de un templo construido en honor a Atenea Polios y Poseidón. También se hizo para Erecteo, rey mítico que tuvo la ciudad.

Es uno de los monumentos del conjunto con más belleza, construido entre el 421 a.C. y el 406 a.C.

Qué ver en Atenas. Erecteión en el Acrópolis de Atenas
Erecteión en el Acrópolis de Atenas

En la ladera sur se encuentran los restos de otros edificios, entre los que podemos admirar el Teatro de Dioniso. De gran importancia dado que en él se estrenaron obras tan míticas como Sófocles, Aristófanes y Esquilo.

Dar un paseo por este conjunto es volver a vivir una parte de la Historia que cambiaría por completo el rumbo del mundo.


Conoce Atenas en bicicleta

Si quieres disfrutar de todo lo que ofrece esta maravillosa ciudad desde un medio que preserva el medio ambiente, la bicicleta es lo tuyo. Podrás acceder a vistas panorámicas, calles de lo más curiosas y enclaves arqueológicos. Los tour en bicicleta permiten conocer detalles significativos del lugar.

Pedalear por las colinas de Pnyx y Filopapos será todo un lujo. Sus maravillosas vistas harán que inevitablemente necesites un descanso parar para fotografiar el momento. A su vez, también podrás ver el Odeón de Herodes Ático y el Aerópago, la sede del consejo, en las laderas situadas en la Acrópolis.

Poco a poco irás descubriendo pequeñas pinceladas para poder conocer a fondo cómo eran los griegos en la Antigüedad. También habrá momento para ir al Templo de Zeus Olímpico y al Arco de Adriano.

Atenas en bicicleta
Estadio Panathinaikó. Atenas en bicicleta

Durante el trayecto podrás ver todo tipo de monumentos modernos que chocan con el resto de construcciones citadas hasta ahora. Las túnicas de los evzones o guardias que se encuentran en el Parlamento te llamarán la atención debido a la explosión de colores que suponen.

A su vez, atravesarás los Jardines Nacionales para llegar al Estadio Panathinaikó, donde tuvieron lugar los primeros Juegos Olímpicos. Una vez que hayas visto este enclave tan deseado por los amantes de los deportes, tendrás la posibilidad de ir a Plaka, conociendo así uno de los barrios más curiosos de Atenas.

Aconsejamos que dediques unos momentos para ver la Torre de los Vientos, así como también los distintos mercados antiguos y romanos que se encuentran en el lugar. Este recorrido será de lo más informativo a la vez que bello. Atenas dispone de gran cantidad de edificaciones y monumentos de obligada visita, siendo estos algunos de los más destacados.


Atenas y la Acrópolis en 3 horas, unión entre ambas realidades

Conocer la ciudad y la Acrópolis permite viajar en el tiempo durante el mismo recorrido. Habrá oportunidad de conocer los puntos más destacados de ambas ubicaciones. Se trata de una oportunidad única para aquellos que poseen un periodo de tiempo reducido para visitar Atenas.

Empezar viendo el Estadio Panathinaiko es un lujo. Los amantes del deporte amarán poder disfrutar del lugar donde se celebraron en 1896 los primeros Juegos Olímpicos. También es conocido como el Kallimármaro, siendo un estadio de atletismo que fue construido a partir de los restos del antiguo estadio griego. Se trata del único estadio importante cuyo material es el mármol blanco, añadiendo que es uno de los más antiguos de todo el mundo.

También podrás ver la residencia del Primer Ministro en el Antiguo Palacio Real. Se trata del primer Palacio Real de la Atenas moderna. Data del 1843, teniendo en su interior el Consejo de los Helenos, el parlamento griego. Se ubica en el centro de Atenas.

Habrá lugar para visitar conjuntos religiosos como puede ser la Catedral Católica, la iglesia de St. Paul o la iglesia Ortodoxa Rusa.

Explanada del Partenon de Atenas
Explanada del Partenon de Atenas

A su vez, la arquitectura griega impera en otros monumentos como el Templo Olímpico de Zeus. En sus inicios contaba con 104 columnas corintias de 17 metros de alto. De ellas, solo sobreviven 16 actualmente. Adriano dedicó el templo a Zeus, el rey de los dioses. Por ello levantó una estatua gigantesca realizada con oro y marfil, poniendo otra de sí mismo junto al lado de esta.

Recomendamos el paso por la Academia y la Plaza de la Constitución.

Posteriormente, podrás conocer la ya citada Acrópolis. En ella verás todos los elementos que ya hemos citado anteriormente, de forma que tendrás una visita de tres horas de duración por algunos de los puntos más importantes de Atenas. Uniendo pasado y presente para comprender la evolución del lugar.


Un atardecer en el cabo Sunión y el Templo de Poseidón

En Atenas también hay lugar para el romanticismo. Disfruta de un maravilloso atardecer acompañado por unas vistas increíbles. Sunión es un pequeño cabo o promontorio sobre el mar Egeo. Se encuentra a escasos 65 km de Atenas. En la antigüedad era utilizado para poder ver los barcos que se acercaban a la ciudad. Este lugar fue citado por Homero en La Odisea. Puedes aprender bastante sobre el pasado y presente de Sunión.

Durante este recorrido podrás ver el Templo de Poseidón, uno de los más importantes de la ciudad. Fue construido en la Edad de Oro de Atenas, situado a 60 metros sobre el mar. En él se encuentran firmas de famosos autores que visitaron este lugar durante su paso por Sunión. Entre ellos se encuentra el romántico Lord Byron.

Será un momento de lo más ideal para ver el atardecer en el Egeo. Dispone de un paseo costero donde poder disfrutar de una bebida junto al mar, disfrutando del momento. Es uno de los lugares preferidos por los atenienses para poder escapar de la ciudad y vivir un momento de relajación.

Atardecer en Sunion y el Templo de Poseidón
Atardecer en Sunion y el Templo de Poseidón

Delfos desde Atenas

Delfos fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987.

Se trata de un yacimiento arqueológico y una ciudad moderna griega. En la antigüedad era el lugar donde se encontraba el oráculo de Delfos, en el interior del templo dedicado a Apolo. Para el mundo griego, esta ubicación era el lugar de ónfalos o el centro del universo, por lo que tenían gran importancia para todos los ciudadanos.

Durante la visita es posible ver las ruinas del que fue el santuario más admirado de la época griega. Descubre cómo esta construcción ha influido mucho más allá de la época en la que se construyó. Así como también podrás ver unas vistas realmente bellas.

Podrás ver los restos del Templo de Apolo Pitio y visitar el Tesoro. Del santuario tan solo quedan algunas columnas, pero tras ellas se esconde toda una verdadera historia.

Templo de Apolo en Delfos
Templo de Apolo en Delfos

El Museo Arqueológico de Delfos tiene gran cantidad de muestras de la Antigua Grecia. Podrás ver el Auriga de Delfos, una de las esculturas de bronce más destacadas de la época. También podrás ver la estatua de Agias, un atleta del momento.

La primera exploración a Delfos fue en 1676. Desde entonces no hemos hecho más que aumentar el número de lugares conocidos y la información que nos proporcionan estos.

Museo Arqueológico de Delfos
Museo Arqueológico de Delfos

En Delfos se encuentra las murallas de Filomena, el Templo de Atenea, el Gimnasio y palestra o el Teatro. Todas estas construcciones son realmente increíbles. Podrás admirar cómo el paso del tiempo ha ido modelándolas de alguna forma y la resistencia que estas has puesto ante el desgaste. Sin duda, conocer lo que un día fue el centro del mundo es más que interesante.


Los seis Monasterios de Meteora

Los Monasterios de Meteora se encuentra en la llanura de Tesalia, en las proximidades de Kalambaka. Fueron declarados Patrimonio de la Humanidad. Se trata de unas construcciones de lo más increíbles. Se sitúan sobre unas cumbres de masas rocosas talladas por la erosión. Estas reciben el nombre de Meteoras. Los Monasterios se encuentran a unos 600 metros sobre el nivel del mar, encontrándose habitados desde el siglo XIV.

Su origen proviene de unos ermitaños que vivían en las cuevas en el siglo XI. Estos querían estar más cerca de Dios, por lo que fundaron los primeros monasterios en el siglo XIV. Aquí apareció el Gran Meteoro o el Monasterio de la Transfiguración, donde vivían varios de sus fieles. En él se encuentra una iglesia de estilo bizantino que posee reliquias del fundados y frescos en los que se reflejan las persecuciones a los cristianos.

Pese que llegaron a ser 24, durante la Segunda Guerra Mundial muchos de ellos fueron destruidos. La resistencia griega decidió refugiarse en ellos durante la invasión a Grecia, por lo que fueron atacados. Tan solo quedan en la actualidad seis: el Monasterio de San Nicolás, el Monasterio de San Esteban, el Monasterio de la Santísima Trinidad, el Monasterio del Gran Meteoro, el Monasterio de Roussanou y el Monasterio de Vaslaam.

Meteora Atenas
Meteora, Atenas

Cabe destacar que estos monasterios son cristianos ortodoxos. Siendo destacados en el monacato ortodoxo griego. Quedarás maravillado ante estas vistas y esplendor.


El Pireo y costa

Atenas dispone de puntos turísticos de lo más curiosos. Existe un autobús turístico que te permite conocer cuatro líneas distintas del lugar. La primera, el Pireo. Desde ella se puede ver todo lo relacionado con el puerto antiguo de Mikrolimano. También el museo de la Acrópolis o el Partenón.

Por otro lado, también podrás ver las ya citadas como joyas de Atenas. Descubre esta ciudad sin bajarte del autobús. También podrás ver cómo el desierto de 1900 acabó convirtiéndose en una de las zonas más cosmopolitas del país. combinación de historia con actualidad.

Si lo tuyo son las playas, Vouliagmeni te encantará. Podrás relajarte en la playa de Kavouri Oceanis, una de las más famosas del lugar.

Es una oportunidad única para hacer una visita a los baños termales.

También existe la opción de coger el Tren Alegre de El Pireo. Este te enseñara los barrios periféricos más curiosos del lugar.

Bus Turistico Atenas
Bus Turistico Atenas

Islas del Golfo Sarónico

Descubre las fabulosas islas griegas de Hydra, Poros y Aegina en un tour de día completo panorámico desde Atenas.

La Isla de Poros está separada del Peloponeso mediante un estrecho. Explorar esta isla es un verdadero lujo. Se trata de una pequeña isla con mucho encanto.

Posteriormente, en Hydra, podrás ver cómo era la cueva que sirvió de morada para los piratas. Así como los paisajes de gran belleza que existe en este lugar. Verás sus calles empedradas, así como el antiguo paseo marítimo y las tiendas.

Por último, Aegina es la más grande de las tres, disponiendo de un hermoso puerto y el Templo de Aphaia. Este último uno de los principales atractivos del lugar. Puedes disfrutar de un espectáculo de folclore típico del lugar. Con bailares que llevarán los trajes propios de Grecia.

Islas del Golfo Sarónico
Islas del Golfo Sarónico

Micenas y Epidauro

Micenas tuvo un papel más que importante durante la Edad de Bronce tardía. Se trata de un lugar que esconde verdaderas joyas. En ella se desarrolla gran cantidad de obras clásicas como las del poeta Homero. Dispone de un magnífico yacimiento arqueológico en el cual pueden verse la Puerta de los Leones y la tumba del rey Agamenón.

A su vez, Epidauro tiene el teatro más antiguo del mundo. Es Patrimonio de la Humanidad, siendo una visita obligatoria para aquellos que amen el arte de la interpretación.

Actualmente sigue usándose gracias a su majestuosa acústica.

Teatro de Epidauro
Teatro de Epidauro

Atenas de noche

Todas las ciudades cuentan con un encanto especial durante la noche, por lo que Atenas no es una excepción. Si quieres realizar un recorrido amplio que te permita divisar los principales monumentos, quizá deberías de tener en cuenta un tour en segway por la ciudad. Podrás ver como están iluminados los principales puntos de la misma.

Conocer el Estadio Olímpico Panathinaikos, los templos de Zeus y Hefesto, la Colina de Marte, el Cerro de Pnyka o el Ágora romana. Todo ello de gran importancia y bajo la luz de las estrellas. Disfruta de un momento mágico para recordar.

Segway nocturno por Atenas
Segway nocturno por Atenas

Recorrer Atenas durante la noche será una de las actividades más emocionantes que podrás realizar durante tu visita a la ciudad.


Encuentra los mejores hoteles en Atenas

¿Conoces este lugar? Comparte tu experiencia


Encuentra los mejores VUELOS aquí

Botón volver arriba
Cerrar