España

Qué ver en Barcelona

Barcelona es una de las ciudades más internacionales que tiene España. Capital de la comunidad autónoma de Cataluña, cuenta con una población de más de un millón y medio de habitantes, siendo la segunda ciudad más poblada después de Madrid.

Bañada por el Mar Mediterráneo, esta maravillosa urbe tiene gran cantidad de historia. Cuenta con una trayectoria de unos 4000 años, comenzando desde finales del neolítico. Por sus tierras han pasado íberos, romanos, judíos y cristianos, entre otros.

Cabe destacar que lo que comenzó siendo una pequeña colonia romana ha acabado convirtiéndose en una ciudad valorada a nivel internacional debido a su economía, patrimonio, cultura, deporte y vida social.

Son muchos los aspectos de la ciudad catalana que han enamorado a viajeros de todo el mundo. El toque actual que puede vivirse en sus calles contrasta con las múltiples edificaciones que nos hacen recordar que los cimientos de este lugar tienen un largo recorrido.

En ella se han celebrado gran cantidad de acontecimientos de carácter internacional. Entre ellos encontramos la Exposición Universal de 1888, la Exposición Internacional de 1929, los Juegos Olímpicos de 1992 o el Fórum Universal de las Culturas de 2004.

Actualmente, cuenta con una gran importancia en asuntos laborales como la conexión entre España y Francia, contando a su vez con uno de los puertos más destacados del país. Así como también importantes conexiones por autopista, alta velocidad ferroviaria y aeropuertos.

Qué ver en Barcelona

El Parque Güell y la Sagrada Familia

Antonio Gaudí construyó dos de las edificaciones más destacadas de la ciudad, el Parque Güell y la Sagrada Familia.

El Parque Güell es un parque público con jardines y múltiples elementos arquitectónicos que enamoran a todos sus visitantes. Se encuentra en la parte superior de la ciudad, ofreciendo unas vistas realmente increíbles de la misma.

Este lugar fue ideado como una urbanización que el empresario catalán Eusebi Güell mandó construir a Gaudí entre 1900 y 1914. Perteneciente a su etapa naturalista, en él se puede ver cómo el arquitecto reflejó su estilo personal, que cada vez era más característico.

Qué ver en Barcelona. Sagrada Familia Barcelona
Sagrada Familia, Barcelona

Tomó la inspiración de las formas de la naturaleza para dar lugar a toda una serie de nuevas construcciones. En él se pusieron en práctica muchas de las innovaciones del artista que posteriormente acabarían siendo reflejadas en la Sagrada Familia.

El Templo Expiatorio de la Sagrada Familia es una basílica católica en la capital barcelonesa que fue iniciada por el arquitecto en 1882 y aún continúa en construcción. Es el máximo exponente de la arquitectura modernista catalana y uno de los monumentos más visitados del país.

Cabe destacar que una vez que finalicen las obras, este templo será la iglesia cristiana más alta del mundo. En ella trabajó la mayor parte de su carrera el arquitecto, en especial los últimos años de su vida. El culmen de su estilo naturalista es visible en sus fachadas. En ellas se pueden ver cómo se ponen en práctica las soluciones y estilos conocidos hasta la época.

Se trata de la armonía perfecta entre la plástica y la estética.


El Barrio Gótico

Realizar un tour por el barrio gótico de Barcelona es uno de los planes más inspiradores que puedes realizar. Se trata de uno de los barrios más famosos de la ciudad y un ejemplo de arquitectura gótica inigualable.

Es el centro histórico de Barcelona, por lo que sus calles guardan gran cantidad de historia y misterios. Está compuesto por distintos barrios como la Judería, Santa Ana, La Merced o Palacio, entre otros. Una de las curiosidades de este lugar es que su estructura permaneció hasta el siglo XIX sin ningún tipo de modificación, aunque la evolución de la ciudad hizo más que necesaria la realización en la estructura del mismo.

Sin embargo, el Barrio Gótico de Barcelona aún conserva partes que nos permiten conocer sus inicios. De esta forma existen trozos de la primera muralla en la plaza de la Seo, frente a la Catedral de la ciudad. También la capilla que pertenecía al Palacio Real Menor de Barcelona.

En sus calles podrás encontrar algunos tesoros, como una iglesia que consiguió sobrevivir a la Guerra Civil española para ser restaurada posteriormente con un acabado increíble.

La gran cantidad de bares y restaurantes de la Plaza del Dei hará que no quieras salir de este conjunto. Allí, entre los múltiples manjares que podrás tomar, se encuentran los churros con chocolate.


El Barrio Judío

La comunidad judía cuenta con una larga historia dentro de los muros barceloneses. Su implicación en el desarrollo de la ciudad fue de lo más notable. Así como también cuenta este barrio con la sinagoga más antigua del país.

Su llegada a España tuvo lugar tras la destrucción del Segundo Templo de Jerusalén, en el siglo III. La comunidad judía fue haciéndose hueco en Barcelona y ganando cada vez más importancia a nivel político y espiritual.

Entre las actividades a realizar en ella es aconsejable las ruinas de la casa de un alquimista judío, así como también contemplar el Mikve medieval. Podrás sumergirte por completo en las ruinas de la antigua sinagoga y explorar este barrio alrededor de las murallas romanas.


Art Nouveau y Gaudí

Piedra, cerámica y cristal son los principales elementos para la creación de grandes construcciones modernistas que encontrarás por todo el Eixample.

Este lugar, cuya denominación significa ampliación de una ciudad, cuenta con toda una serie de fachadas niveladas que se construyeron tras el derribo de las murallas. Se debió a un espacio que quedó vacío entre la ciudad antigua y Gracia.

Es una zona donde vivían los industriales y aristócratas que habían hecho dinero en América del Sur. Estos nuevos ricos construyeron palacios urbanos contratando a los mejores arquitectos del momento.

Entre los profesionales que participaron en la creación de grandes construcciones del Eixample se encuentran Domènech i Montaner, Puig i Cadafalch y Gaudí. En este momento el modernismo imperaba. Sus comienzos datan del 1885, pasando de la arquitectura a la literatura y el arte visual.

Casa Batllo Gaudi Barcelona
Casa Batllo, Gaudi, Barcelona

Uno de los grandes ejemplos es el Palau de la Musica. Domènech i Montaner rindió homenaje a las canciones catalanas en sus muros. Pasear por las calles de este barrio es realmente increíble para conocer todo lo que esconde el Quadrat d’Or.


Barcelona Romana y Medieval

Retroceder en el tiempo es de lo más fácil en esta ciudad. Poder revivir la historia medieval y romana de Barcelona no dejará indiferente a nadie. Desde historias basadas en brujas a combates de justas o el paso de la Inquisición en el lugar.

La historia antigua de esta ciudad atrae a gran cantidad de gente que se acerca a conocerla. El Barrio Gótico de Barcelona cuenta como Patrimonio Mundial de la UNESCO, haciendo una idea de la importancia del lugar dentro del panorama internacional.


Montjuic

El recorrido por esta montaña hará que puedas visitar dónde se celebraron los Juegos Olímpicos de verano en 1992. En el recorrido es posible ver algunos lugares que sirvieron de escenario durante la celebración, entre ellos el Estadi Olimpic Lluis Companys, que fue edificado para la Exposición Internacional de 1929 y posteriormente adaptado a finales de los 80 para los Juegos Olímpicos.

El deporte se respira en este lugar gracias al Palau Sant Jordi o las Piscines Bernat Picornell. Sin duda una parada obligatoria para todos aquellos que desean conocer algunos secretos sobre la celebración olímpica que tuvo lugar en Barcelona.

Atardecer desde Montjuic Barcelona
Atardecer desde Montjuic, Barcelona

Aconsejamos un paseo en bicicleta por las calles de Sants y L’Eixample para ver las playas de la Villa Olímpica que se construyeron expresamente para este hecho.

La celebración de los Juegos Olímpicos en Barcelona tuvo gran importancia para la ciudad y el país. Su proyección a nivel internacional fue muy notable, dando lugar a la llegada de personas de todo el mundo que deseaban ver el desarrollo de las pruebas.


Camp Nou, estadio y museo del F.C Barcelona

Siguiendo en el ámbito deportivo, Barcelona alberga el estado del FC Barcelona. Construido en 1957, el Camp Nou contiene algunos los trofeos del famoso equipo español.

En su interior podrás ver el museo del FC Barcelona, siguiendo los pasos que dieron jugadores como Maradona, Guardiola, Ronaldinho o Kubala. Si optas por realizar la visita podrás ver lugares como la sala de prensa, el estudio de televisión o la tribuna donde se responden a las preguntas de los periodistas.

Camp Nou Barcelona
Camp Nou, Barcelona

Cabe destacar que los seguidores del club siempre hablan de las vistas panorámica que ofrece el recorrido. El hecho de poder contar con una construcción de tales dimensiones y poder visitarla libremente es todo un lujo para los amantes de este deporte.


Tour en Segway por la ciudad condal

Hay quien se está adaptando a las últimas novedades para poder disfrutar de todo lo que ofrecen las grandes ciudades sin hacer un esfuerzo físico notable. El servicio de Segway se está convirtiendo en uno de los más demandados por aquellos que quieren aprender a moverse por un lugar de forma rápida y cómoda.

La comodidad que ofrecen y su fácil manejo los hace accesibles para todos los públicos. De esta forma, poder ver las joyas que esconde Barcelona será más que posible gracias a las múltiples vías que puedes tomar montado en este aparato.

Desde las estrechas calles que forman el Barrio Gótico a la muralla de la ciudad romana, Las Ramblas o la Barceloneta son algunos de los múltiples lugares a los que podrás acceder gracias a este servicio.

Iglesias, palacios, talleres, museos… todo ello estará mucho más cerca gracias al segway. Desde Santa María del Mar al Palau del Mar o la Villa Olímpica. Todo ello en un tiempo récord y sin perder ni un detalle del recorrido.

Cabe destacar que el servicio no está recomendado para personas que tengan movilidad reducida ni embarazadas. El resto de la población podrá disfrutar de él con total tranquilidad, siempre llevando un casco y con un guía que vigilará los pasos realizados por el visitante.


Descubre Montserrat

El Monasterio de Santa María de Montserrat es uno de los lugares con más encanto. Se trata de una abadía benedictina en la montaña de Montserrat a una altura de 720 metros sobre el nivel del mar. Cabe decir que su posición le otorga unas vistas de impacto.

Se trata de un símbolo catalán que cada vez tiene más seguidores. Convertido en un punto de peregrinaje, el Monasterio de Montserrat es una visita obligada para los turistas que se encuentren en la provincia barcelonesa.

Es posible llegar en tren a Monserrat, disfrutando de unas vistas de lo más impresionantes. En el lugar podrás ver un mercado local de agricultores donde se venden los mejores manjares de la zona. En este lugar encontrarás joyas gastronómicas de lo más destacables.

Monasterio de Montserrat Barcelona
Monasterio de Montserrat, Barcelona

Cabe destacar que incluso se puede llegar al lugar a pie, dado que existe el Camino Romeo a Montserrat. Es una vía que une la cordillera con la ciudad condal.

No puedes irte del lugar sin visitar el Monasterio. En su interior se encuentra la Moreneta. Esta virgen es el principal motivo por el cual se erigió el lugar. Además, hay que añadir el Museo de Montserrat guarda múltiples tesoros de gran valor. Entre ellos podrás ver un Monet, obras impresionistas y arte europeo.


La Costa Brava

Cataluña no solo cuenta con el ajetreo urbano, es mucho más. Cuenta con la Costa Brava, la zona costera que comienza en Blanes para acabar en la Frontera con Francia. Tiene una extensión de 214 km, perteneciendo a Gerona.

Blanes es una de las costas más bonitas del continente europeo. En ella se encuentran calas donde poder disfrutar de la tranquilidad y huir de la multitud, así como también cabe destacar la ausencia de construcciones de grandes dimensiones a su alrededor.

Las aguas cristalinas del lugar harán que disfrutes de un baño de lo más relajado. Poder descubrir este tipo de playas siempre es inspirador y reconfortante, pudiendo visitar incluso el Jardín Botánico del lugar.

También es posible visitar Tossa de Mar. Se trata de la última ciudad fortificada que queda en la Costa Brava. Cuenta con un faro desde el cual se pueden ver vistas realmente increíbles, solo tendrás que seguir los adoquines que te guiarán hasta el lugar. La gran cantidad de casas blancas y calles de reducida anchura te transportará a otras épocas. Es, sin lugar a dudas, una parada obligatoria para quienes busquen pasar un momento mágico.

Es posible ver los acantilados desde cerca. Tan solo tendrás que alquilar un kayak para poder llegar hasta ellos. Este tipo de creaciones suelen llamar la atención de visitantes, animando a muchos de ellos a descubrir a distancias cercanas lo que esconden.

La zona de la Costa Brava destaca por sus múltiples atractivos gastronómicos. En ella podrás degustar gran cantidad de platos locales tradicionales. Así como bebidas variadas, desde vinos a sangría. Aprovecha el hecho de que la mayoría de restaurantes cuentan con una carta tradicional, sirviendo productos del lugar.

La Costa Brava conseguirá conquistarte tanto por la vista como por el estómago. Disfruta de unos días de tranquilidad en este increíble lugar.


Las múltiples caras de Barcelona

La ciudad catalana es un lugar caracterizado por las múltiples posibilidades que ofrece. Como ya hemos citado, cuenta con gran cantidad de lugares de obligada visita para todos aquellos que quieran conocerla en su esplendor. El legado de Gaudí está más que vigente en todos sus rincones. La Sagrada Familia o el Parque Güell demuestran que el arquitecto realizó un trabajo que pasará los límites del tiempo maravillando a los visitantes como el primer día. Pero no solo realizó estas dos edificaciones, también merece la pena acercarse a la Casa Batlló para poder ver las míticas chimeneas del lugar y un patio de luces realmente increíble.

También cabe destacar la Casa Milá, conocida como La Pedrera. Desde su azotea es posible ver la ciudad de una forma inédita. Es posible acceder a la recreación de una vivienda perteneciente a burgueses barceloneses del siglo XX.

Si bien a nivel gastronómico la ciudad no se queda atrás. Ya hemos dado algunas pinceladas de los manjares de la costa, pero en pleno Barcelona podrás disfrutar del Mercado de la Boquería. Es un recinto de 2500 metros cuadrados donde encontrarás más de 300 puestos de comida.

En él podrás sumergirte en toda una variedad de colores, olores y por supuesto, sabores. Es uno de los lugares que suelen visitar los amantes de la cocina y la buena comida.

Si el calor aprieta la ciudad ofrece múltiples playas donde poder refrescarte. Algunas de ellas son la Barceloneta, Somorrostro, Sant Miguel o Sant Sebastiá. En ellas encontrarás siempre un lugar donde poder disfrutar del mar sin tener que hacer un gran desplazamiento desde la ciudad. Es todo un lujo para aquellos que no pueden pasar ni un día sin ver las olas.

Barcelona ofrece tal cantidad de oferta cultural, turística y gastronómica que los visitantes suelen estar bastante perdidos a la hora de trazar una ruta. Es por ello que recomendamos disfrutar de los puntos más famosos de la ciudad para luego ir eligiendo aquellos que se adapten más a tus intereses.

Realizar un recorrido que nos marque etapas y sirva de guía será de lo más útil a la hora de hacer de tu visita a Barcelona algo memorable.


Encuentra AQUÍ los mejores HOTELES en BARCELONA


¿Conoces este lugar? Comparte tu experiencia


Encuentra AQUÍ los mejores VUELOS

Botón volver arriba