Polonia

Qué ver en Cracovia

Cracovia cuenta con una fantástica arquitectura unida a una historia de lo más curiosa. Todos los rincones de esta ciudad albergan misterios y rasgos propios de las distintas épocas que la han llevado a ser lo que es. Se trata de una de las urbes más fascinantes y hermosas de todo el continente europeo. Atrévete a descubrir los encantos de Cracovia.

La ciudad cuenta con gran cantidad de leyendas. La más conocida gira en torno a la fundación de la ciudad. Cuentan que se constituyó tras la derrota de un dragón. Será por ello que se encuentra sumida en ese halo de misticismo que tanta hermosura le da. Visitar su castillo, iglesias, museos, el barrio antiguo o las construcciones propias del siglo XXI son algunas de las múltiples actividades para realizar.

Se trata de la antigua capital de Polonia y por tanto uno de los lugares más importantes de todo el país. Destaca la buena conservación de sus construcciones, permitiendo conocer la historia de forma mucho más detallada. También cuenta con un amplio patrimonio artístico que va unido a una rica cultura.

Una de las joyas de esta ciudad es el casco antiguo de la ciudad. En él se pueden encontrar gran cantidad de construcciones góticas, barrocas y renacentistas. Su variedad en cuanto a elementos de gran importancia ha hecho que sea declarado Patrimonio de la Humanidad.

Cracovia está hecha para disfrutarla. La arquitectura y la luz juegan a crear formas que realmente te encantarán. La mezcla entre pasado y presente es más que evidente en cada uno de sus rincones. Por lo que si estás pensando en visitar algunas de las grandes ciudades europeas, no lo pienses más.

Qué ver en Cracovia

El casco antiguo de Cracovia

El casco antiguo es una de las zonas más interesantes por descubrir. Se trata de la ciudad medieval que fue fundada en 1257, manteniendo vestigios de la misma en la actualidad. El príncipe Boleslav V la creó, rodeándola de murallas que la mantendrían protegida; para acceder a ella habría de entrar por algunas de las 8 puertas de acceso.

Actualmente, tan solo se puede disfrutar de Brama Florianska o Puerta de San Florián. Antes de pasar por ella es posible ver el bastión circular, denominado La Barbacana, siendo la única parte de la muralla original que aún se conserva.

Te aconsejamos que recorras la Calle de los Canónigos, dado que en este lugar es posible disfrutar de gran cantidad de edificios propios del siglo XVI y XVII. También podrás acceder a la Calle de San Florián, donde se encuentra gran cantidad de tiendas, hoteles, cafeterías… rodeados de múltiples edificios renacentistas que le otorgan gran cantidad de belleza.

Esta calle forma parte de lo que se conoce como Camino Real de Cracovia. Este pasa por la Plaza del Mercado hasta llegar al Castillo Wawel. En el casco antiguo es posible ver algunas joyas como la Catedral de Cracovia, la basílica Kosciol Mariacki, el teatro Slowacki o la Universidad Jagellónica.

Qué ver en Cracovia. Plaza del Mercado. Casco antiguo de Cracovia
Plaza del Mercado. Casco antiguo de Cracovia

Lo realmente llamativo del lugar es cómo han ido manteniéndose edificios de distintas épocas y añadiendo otros a medida que ha ido avanzando el tiempo.


Autobús turístico para conocer el centro de la ciudad

En muchas ocasiones no disponemos del tiempo suficiente para ver la ciudad como deberíamos. Es aquí donde hacer uso de un autobús turístico puede hacer que disfrutemos al máximo de la experiencia. Estos medios cuentan con paradas en los puntos más interesantes de la ciudad.

Podrás observar las instituciones académicas de mayor antigüedad del continente en la Universidad Jaguelónica. También descubrir las leyendas que esconde el Castillo de Wawel, la Barbacana o la Lonja de los Paños.

A través del recorrido puedes visitar la fábrica-museo de Oskar Schindler, así como conocer más a fondo la historia que esconde cada rincón de esta ciudad. Habrá lugar para poder disfrutar de vistas como las ofrecidas por el monte de Kosciuszko y alguna que otra sorpresa.

Aprovechar el momento para poder hacer un recorrido completo por Cracovia permitirá que no dejes atrás ninguno de sus puntos fuertes. Este tipo de actividades están adaptadas para toda la familia, siendo una buena idea en caso de ir acompañados por niños o mayores.

Qué ver en Cracovia. Autobús turístico de Cracovia
Autobús turístico de Cracovia

El Castillo de Wawel

El Castillo Real de Wawel es un símbolo de identidad nacional. Hasta el siglo XVI era el lugar de vital importancia política y cultural de todo el país. A lo largo de más de cinco siglos, supuso el trono de reyes; e incluso después de que estos se mudaran a Varsovia mantuvo la importancia.

Actualmente ha sido convertido en museo con el objetivo de que todos puedan disfrutar de sus múltiples encantos. Contiene una sala del tesoro, armería, exposiciones y aposentos reales. Podrás conocer cómo vivían los monarcas de la época y cuáles eran sus costumbres.

Entre las múltiples obras artísticas que dispone el castillo, podemos encontrar la más valiosa de todas para esta ciudad polaca: La dama del armiño, de Leonardo da Vinci. Se trata de un magnífico cuadro que se conserva en perfectas condiciones. Poder disfrutar de él será todo un lujo para los amantes del arte.

Durante el recorrido aún puede verse la residencia original que fue construida en el siglo XI. Posteriormente, pasaría a ser un imponente castillo de estilo gótico. Pero la suerte no jugó a su favor, dado que un incendio en 1499 acabó con el mismo, dando origen al palacio renacentista que actualmente visitarás.

En la colina que también da nombre al castillo podrás encontrar la Catedral Real. De estilo gótico, ha sido el escenario de múltiples coronaciones y funerales de grandes personajes de la historia de Polonia. Se trata de la tercera iglesia que ha tenido lugar en esta ubicación.

Otro de los elementos más destacados de la colina es la Cueva del Dragón. En ella cuenta la leyenda que vivía esta fantástica criatura que fue derrotada. Pese a que actualmente no podrás encontrar rastro de dragones, las vistas panorámicas que ofrece hacen que sea un lugar realmente maravilloso.

Castillo de Wawel, Cracovia
Castillo de Wawel, Cracovia

Auschwitz-Birkenau

Si eres un apasionado de la Historia, debes visitar los campos de concentración nazi. Conoce la historia del Holocausto de primera mano. Este lugar se ha convertido en un verdadero símbolo de los crímenes nazis que ocurrieron entre sus paredes. Podrás visitar los bloques restantes de prisioneros, así como también cámaras de gas y edificios crematorios.

Entre las curiosidades se encuentran los restos de la plataforma de descarga de los trenes que llegaban al lugar, transportando a él gran cantidad de prisioneros. Se trata de un recorrido de lo más interesante para poder conocer un trozo de la historia no tan lejana de Europa. Acercándote a los crímenes cometidos y añadiendo más información a todos los enigmas que existían hasta hace poco.

Auschwitz
Auschwitz

Campo de concentración de Plaszow

Polonia cuenta con una parte de la historia realmente oscurecida por gran cantidad de crímenes. En esta visita podrá conocer un poco más del Holocausto, situándose en el campo de concentración de Plaszow, a las afueras del lugar.

Comenzó a utilizarse en 1942, siendo el lugar donde se destinaban a los prisioneros para realizar trabajos forzados en Cracovia en un primer lugar, a los que posteriormente se unirían los judíos de Hungría.

En este recorrido puede verse la gran cantidad de tumbas sin reconocer que se encuentran en el lugar. También dispone de un museo al aire libre que explica cómo eran los campos de concentración nazis de Polonia durante la utilización de los mismos.

Plaszow en la actualidad
Plaszow en la actualidad

Minas de sal de Wieliczka

Este lugar se aleja mucho de la idea de minas de sal que podamos tener. Se trata de todo un conjunto de pozos y cámaras que se encuentran esculpidos a mano en bloques de sal. El recorrido asciende a 300 kilómetros donde se pueden ver túneles a nueve niveles. El más profundo está a 327 metros bajo tierra.

Abierta al público solo se encuentran 22 cámaras, las cuales se encuentran comunicadas por una serie de galerías. Podrás conocer el microclima del lugar, característico por sus propiedades de conservación y curación.

A 235 metros de profundidad, puede encontrarse un sanatorio dedicado a afecciones alérgicas crónicas, dando tratamientos en los que se incluye la estancia de una noche en este curioso emplazamiento.

Entre los elementos a observar se encuentran capillas con retablos y figuras, así como estatuas y monumentos.

También cuenta con lagos subterráneos como el de la cámara de Eram Baracz. La más famosa es la capilla de Santa Kinga, se trata de una construcción formada únicamente por sal. Candelabros, retablos y demás objetos del lugar están hechos únicamente de este material.

Minas de sal de Cracovia
Interior de las Minas de sal de Wieliczka, Cracovia

La fábrica de Schindler

La historia de Cracovia es especialmente destacada por la gran cantidad de guerras en las que se ha visto envuelta. Sin embargo, fue la Segunda Guerra Mundial la que acabó marcándola de una forma irremediable.

La fábrica de Schindler es un museo interactivo que se encuentra en lo que era anteriormente una fábrica de esmaltes de Oskar Schindler. Este fue un famoso empresario que salvó la vida de muchos judíos en pleno Holocausto.

Para completar la experiencia podrás dar un paseo por el barrio judío, el Kazimierz. Durante parte de la historia, mantenía sus propias leyes municipales. En él convivían tanto judíos como cristianos. Actualmente ha cambiado en gran medida, pero sigue siendo una de las ubicaciones más interesantes del lugar.

En él es posible visitar sinagogas, iglesias y museos. Añadiendo la gran cantidad de cafeterías y restaurantes de los que dispone. El antiguo barrio judío, situado cerca de la plaza de Szeroka, quedó en abandono tras la guerra.Sin embargo, ha ido recuperándose con el tiempo.

Uno de los elementos que lo han ayudado ha sido la música klezmer (género musical étnico originado en la tradición askenazí de Europa del Este) en directo y varios museos en los que puedes aprender mucho de la cultura judía.

Fábrica de Oskar Schindler
Fábrica de Oskar Schindler

Conoce el río Vístula

Todas las ciudades se vuelven más interesantes cuando las conoces montado en barco a través de un crucero. Se trata de un medio que le da cierto romanticismo a las vistas, creando una situación de lo más ideal. Es por ello que durante este recorrido podrás ver gran cantidad de monumentos importantes de Cracovia.

Algunos de ellos son el distrito de Zwierzyniec, el Salwator o las zonas del antiguo pueblo llamado Zwierzyniec.

Este crucero te ofrece la oportunidad de conocer los monumentos sacros más antiguos de Cracovia, siendo una oportunidad única para aquellos amantes de la arquitectura.

Crucero por Cracovia
Crucero por Cracovia

Las vistas desde Kosciuszko

Kosciuszko fue un héroe militar polaco, sus hazañas hicieron que un montículo de 34 metros de altura fuera bautizado con su nombre. Se encuentra en el barrio de Zwierzyniec. Su construcción tuvo lugar entre 1820 y 1823. Uno de los datos más curiosos es que para erigirlo se utilizó tierra tanto de campos de batalla polacos como de estadounidenses, dado que el militar participó en la Guerra de la Independencia. Es un lugar ideal donde poder disfrutar de unas de las vistas más espectaculares de toda la ciudad.

Para poder subir hasta la cúspide deberás de llegar antes a una pequeña capilla neogótica en la que se guardan los objetos personales de este guerrero. Además de poder disfrutar de un museo de cera que acoge a personajes relevantes de diferentes épocas.

Al pie de este montículo se encuentra una fortaleza que fue construida en 1840 por los austriacos. Toda una joya para aquellos que quieran disfrutar de un lugar de lo más curioso para la vista.

Monte Kosciuszko
Monte Kosciuszko

Nowa Huta

Traducido al español sería Nueva Siderurgia.

Se trata del barrio más moderno de Cracovia, se encuentra muy cerca del centro, en él es posible ver el desarrollo que ha sufrido la ciudad a lo largo del tiempo. Es una ciudad dormitorio que fue construida en los años 50, siendo de utilidad para que pudieran vivir los trabajadores de la siderúrgica.

Podrás observar cómo se da un contraste de lo más destacado con el casco antiguo. Nowa Huta es considerada como un modelo de urbanismo comunista cargado de simetría en su arquitectura. En él podrás ver ese aire retro que se ha mantenido hasta nuestros días. Cabe destacar que en toda esa cantidad de bloques grises aún siguen viviendo miles de familias.

El Museo PRL hace un recorrido por la historia y cómo era la vida durante la etapa comunista. Se encuentra en el antiguo cine de Swiatowid, el cual tiene un búnker situado en su sótano. Este barrio cuenta con múltiples puntos de visita, entre lo sque podemos encontrar el gran monasterio cisterciense o la iglesia de madera del siglo XV aún en pie.

Barrio de Nowa Huta, Cracovia
Barrio de Nowa Huta, Cracovia

La vida nocturna en Kazimierz y comida callejera

Si quieres disfrutar del mundo de la noche en Cracovia, te aconsejamos los pubs que se encuentran en los sótanos del casco antiguo y los bares y cafés de Kazimierz, el barrio judío. Todos ellos cuentan con elementos de lo más curiosos, pudiendo disfrutar de una bebida o copa mientras conoces un aspecto más de esta ciudad tan polivalente.

A su vez, si deseas disfrutar de la mejor comida callejera del país, estás en el lugar adecuado. Cuenta con múltiples puestos nocturnos que ofrecen salchichas en food truks, así como Zapienkanka, la famosa pizza polaca. También encontrarás obwarzanek. Todo ello permite que puedas comer incluso pasada la media noche.


Paseos en bicicleta

Cracovia es ideal para aquellos que les gusten los paseos en bicicleta. De esta forma podrán conocer múltiples ubicaciones de lo más interesantes y en una perspectiva completamente diferente. No importa si deseas hacerlo en solitario o en compañía en algún tour. Aprovecha un día de buen tiempo para descubrir todo lo que te ofrecen las calles de esta maravillosa ciudad.

Uno de los puntos a tener en cuenta será la Basílica de Santa María. Es una iglesia de estilo gótico que te maravillará. Situada en un lugar mágico, la plaza del Mercado.

En esta plaza podrás ver todo tipo de casas históricas, palacios e iglesias. En el centro se encuentra situado el Sukiennice, edificio renacentista que alberga algunos elementos distinguidos como el Museo de Arte Polaco del siglo XIX.

A uno de sus lados se encuentra la Torre del Ayuntamiento. Esta bella torre es la única parte que sobrevive del antiguo ayuntamiento de Cracovia; fue demolido en 1820 con el objetivo de abrir la plaza. En sus bodegas se instalaron en la época medieval una prisión con sala de torturas. Sin lugar a dudas, un monumento de lo más curioso.

También es posible ver la iglesia de San Adalberto. Es una pequeña iglesia de origen Medieval, la iglesia en piedra más antigua del país, dado que su construcción tuvo lugar hace casi mil años, a comienzo de la edad media.

Cracovia cuenta con gran cantidad de atractivos para todos sus visitantes. Acércate a conocer una de las ciudades europeas con más historia, así como también una ubicación de lo más interesante en el ámbito cultural y artístico. Un lugar marcado por los contrastes y las guerras en el que predomina la belleza y la arquitectura bien preservada.

Conoce la antigua capital de Polonia y aventúrate a descubrir todo tipo de leyendas y mitos en base a un lugar que fue fundado tras haber luchado con un dragón.


Encuentra AQUÍ los mejores HOTELES en CRACOVIA


¿Conoces este lugar? Comparte tu experiencia


Encuentra AQUÍ los mejores VUELOS

Botón volver arriba