Turquía

Qué ver en Estambul

Conocida históricamente como Bizancio, para posteriormente pasar a ser Constantinopla, Estambul es la ciudad más poblada de Turquía. Coronada como uno de los destinos más visitados de todo el mundo, cuenta con una amplia historia de lo más interesante.

Ha sido capital de tres imperios: Romano, Biazantino y Otomano. Esto ha hecho que durante el recorrido por sus calles sea más que evidente la presencia de distintas civilizaciones que han cambiado el curso de los acontecimientos. Conocerás la historia de la antigua Constantinopla con lugares tan increíbles como el Cuerno de Oro y Bósforo.

Cuenta con más de 15 millones de habitantes, siendo un lugar de contrastes donde conviven todo tipo de personas que combinan elementos orientales y europeos. Estambul te anima a realizar un viaje a épocas pasadas para conocer cómo ha cambiado la ciudad. Situada entre el Mar de Mármara y el Mar Negro, es un punto de unión y paso entre Europa y Asia. Donde la tradición y la modernidad se unen, chocan y conviven día a día en sus calles.

Algunas de las actividades más fascinantes de la ciudad son los recorridos por el Bósforo en barco, las visitas al Gran Bazar o descubrir el Palacio Topkapi. Atrévete a conocer Estambul como nunca antes habías imaginado.

Qué ver en Estambul

Visita los puntos más destacados de la ciudad

Estambul guarda gran cantidad de joyas arquitectónicas y artísticas. Es por ello que realizar un tour para conocerlas es obligatorio si viajas a esta urbe. Estambul ha sido uno de los lugares más ricos en cultura y mezcla de personas de diferentes etnias. Cuenta con una amplia variedad de mezquitas, iglesias, sinagogas o palacios, entre otros.

Una de las construcciones más increíbles es la Cisterna Basílica, o Palacio Sumergido. Es la cisterna más grande de las 60 que se encontraban construidas en el subsuelo de la ciudad durante la época bizantina. Data del 532, cuando gobernada Justiniano I.

Panoramica de Estambul
Panoramica de Estambul

Tenía como objetivo paliar la vulnerabilidad que podía tener la ciudad en caso de que se destruyera el Acueducto de Valente. Cuenta con algunos detalles de lo más interesante, como la existencia de dos cabezas de Medusa en la esquina noroeste de la cisterna. Son la base de dos columnas. Se cree que fueron traídas desde un edificio del último periodo romano. Para que los poderes de Medusa no hagan efecto, las cabezas se encuentran colocadas boca abajo.

Otro de los elementos de gran interés es la Mezquita Azul. Es una de las más grandes que existen en la ciudad. Situada frente a la iglesia de Santa Sofía, ambas se encuentran separadas por un jardín. Su exterior consta de una descomunal belleza acorde con las paredes interiores. La gran cantidad de mosaicos azules de Iznik hacen que se convierta en un lugar realmente increíble.

También la Torre de Gálata. Se trata de una torre medieval de piedra que se encuentra al norte del Cuerno de Oro. Es uno de los lugares más espectaculares de la ciudad. A su vez, el Puente de Gálata atraviesa el brazo de mar conocido como Cuerno de Oro. Dos puntos muy importantes para conocer un poco más de la ciudad.

Durante el recorrido podrás conocer las historias que esconde el Hipódromo Romano. Así como también los mausoleos de los sultanes otomanos o la Columna de Constantino.

Habrá lugar para conocer el Orient Express. Este fue un servicio de tren que unía París con Estambul. Estuvo operativo desde 1883 a 2009. Su ruta fue cambiando por distintos motivos, pero fue considerado uno de los trenes más lujosos del mundo. Albergó a pasajeros políticos, millonarios e incluso aristócratas europeos.

Mezquita Azul Estambul
Mezquita Azul, Estambul

Los traslados en Estambul

Moverte desde el aeropuerto a la ciudad puede ser un verdadero quebradero de cabeza si no cuentas con los medios adecuados. Así como también desde el puerto al hotel, deberás de tener un servicio que te permita llegar sin ningún problema. Contar con el servicio transfer hará que puedas moverte con total libertad y sin perder el tiempo. Ahorra el hecho de tener que negociar los precios con el taxista, si reservas con antelación tu transporte podrás moverte con total libertad.

Navega por el Bósforo

Disfrutar de una ciudad desde el agua siempre es una de las mejores experiencias que puedes tener. El Bósforo es el estrecho que separa Europa y Asia. Sin lugar a dudas, una ubicación de lo más interesante. A ello debemos de unir que cuenta con costas donde se unen el pasado y el presente, dando en todo momento una belleza única.

Durante el viaje podrás ver algunos de los monumentos más famosos de Estambul. Entre ellos el Palacio de Çiragan. Se trata de un antiguo palacio otomano que hoy en día es un hotel de cinco estrellas. Actualmente se encuentran en su interior suites de lujo y dos restaurantes. Las vistas de este edificio de estilo barroco son realmente preciosas.

También podrás ver uno de los mayores puentes colgantes del mundo. El Puente del Bósforo conecta Europa y Asia. Experimenta la sensación de estar en la línea que separa dos continentes tan distintos.

Bosforo Estambul
Navegar por el Bósforo, Estambul

La Mezquita de Solimán

Es una mezquita imperial otomana que se sitúa en la tercera colina de la ciudad. Hasta el 2019, era la más grande de la misma, pero la Mezquita Çamlica la superó. Aún así sigue destacando por ofrecer unas vistas panorámicas de lo más increíbles.

Esta mezquita cuenta con una larga historia. se construye entre 1550 y 1557. Posteriormente, ha sufrido el incendio de 1660, así como un terremoto en 1766, siendo en todo momento restaurada.

Como curiosidad, cabe destacar que durante la Primera Guerra Mundial el patio fue usado como almacén de armas. La munición acabó prendiendo, sufriendo la mezquita un nuevo incendio. En este caso no fue restaurada hasta 1956.

La Mezquita de Solimán fue obra del arquitecto Mima Sinan, contando con estilo otomano clásico. Cualquiera que se acerque a ella puede ver el esplendor de la ciudad en esta etapa.

Mezquita de Solimán Estambul
Mezquita de Solimán, Estambul

Paseo y degustación de los platos típicos de la ciudad

Estambul destaca por enamorar el paladar de sus visitantes. Podrás conocer las comidas más elaboradas del lugar, realizar un recorrido por Sultanahmet. En este lugar es posible conocer gran parte de la historia de la ciudad y cómo ha ido evolucionando la cocina de la misma. Verás calles llenas de gente, con lugares donde degustar verdaderas delicias.

En la Plaza Taksim se encuentran algunos de los lugares que conquistarán tu estómago. Entre ellos se encuentran el shish kebab de cordero, albóndiga o un kebab de mejillones fritos.

Una vez que llegue la noche, podrás ver la ciudad desde los minaretes de Sultanahmet, situados en el Puente de Gálata; así como también ver la Torre de Gálata en la orilla opuesta. Siguiendo con el objetivo de conocer la gastronomía, aprovecha para probar una copa y el baklava turco clásico. Se tarta de dulces parcelas de filo de miel y nueces, muy admiradas durante el imperio otomano.

Si realmente quieres conocer un lugar tienes que experimentar su gastronomía, y este es uno de los mejores momentos para hacerlo. Sumérgete de lleno en la cultura turca y prueba las delicias que te ofrecen.

Gastronomía Estambul
Gastronomía de Estambul

El Palacio de Dolmabahçe

Palacio de Dolmabahçe sirvió de centro administrativo del Imperio otomano entre 1853 y 1922. El palacio se encuentra dividido en tres zonas. Por un lado, las habitaciones reservadas para los hombres, por otros las habitaciones ceremoniales y, por último, el Harén, que incluía los apartamentos de la familia del Sultán.

Se trata de un edificio que consta de 45000 metros cuadrados. Teniendo 300 habitaciones, cerca de 50 salones y 70 cuartos de baño. Esto nos permite hacernos una idea de la importancia del mismo. En su interior es posible disfrutar de un museo que te permite ver la habitación donde dormía Mustafa Kemal Atatürk, el primer presidente de la Turquía moderna.

Construido por el Sultán Abdülmecid I, su impresionante interior guarda la colección de lámparas de araña de Baccarat y Bohemia más grande de todo el mundo. Entre ellas se encuentra la lámpara de araña de Bohemia más grande jamás vista. También incluye gran cantidad de elementos de oro en su interior, entre ellos techos ornamentados.

Podrás conocer cuáles son las diferencias con el Palacio Topkapi. Siendo sobre todo el estilo arquitectónico y la forma en la utilizaron los muebles de los mismos. El Palacio Dolmabahçe cuenta con una larga historia, siendo la última sede del imperio otomano hasta 1922.

Conoce todos sus secretos.

Palacio de Dolmabahçe
Palacio de Dolmabahçe

Crea tu propio tour personalizado

Si quieres conocer todos los secretos y anécdotas que esconde la ciudad, una de las mejores opciones es realizar tu propio tour personalizado. A través del mismo podrás saber de la mano de los mejores profesionales que esconden cada uno de los monumentos más importantes de Estambul.

Entre las construcciones imprescindibles se encuentra la iglesia de Santa Sofía. Es una antigua basílica ortodoxa que pasó a ser posteriormente una mezquita. Actualmente, es utilizada como museo. Fue construida entre 532 y 537 por Justiniano, siendo una de las obras más destacadas del arte bizantino.

En el siglo XIII fue la iglesia del Papa. Tomada a mitad del siglo XV por el Imperio Otomano, pasó a convertirse en mezquita; estos últimos le añadieron cuatro minaretes. En su interior podrás ver mosaicos de gran interés histórico, entre los más destacados está el que muestra al emperador Constantino y a la emperatriz Zoe adorando a Cristo.

Además, también guarda la tumba de Enrique Dándolo, un duque veneciano que murió en la ciudad a principios del siglo XIII.

También encontramos el Hipódromo Romano. Se encuentra en Sultanahmet, donde se puede admirar el Obelisco de Teodosio, el Obelisco de Constantino y la Fuente Alemana. Su construcción data del año 200, engrandecido por el fundador de la ciudad Constantino el Grande.

Durante más de mil años fue el lugar donde se divertían los ciudadanos. Contaba con las carreras de carros y los circos. Además servía de escenario para músicos, bailarines, acróbatas y demás espectáculos del momento.

Otro de los monumentos más impresionantes es el Palacio de Topkapi. Se trata de uno de los monumentos que mejor reflejan la época imperial de la ciudad. En él puede verse el poder de Constantinopla como sede del Impero Otomano. Los sultanes gobernaron en el su imperio hasta mediados del siglo XIX, siendo por tanto una de las ubicaciones más importantes del lugar. El palacio inicial abrió sus puertas en 1465, siendo ampliado en diversas ocasiones por aquellos que lo habitaban.

Es un palacio de 700.000 metros cuadrados que cuenta con cuatro patios y gran cantidad de edificios en su interior. Entre ellos se encuentra los retablos reales, la sala de armas o el tesoro. Esta última habitación es la más importante del conjunto. En ella se guarda algunos de los objetos más valiosos de todo el mundo. Entre ellos el diamante del cucharero o el puñal topkapi. En el interior de las murallas del palacio puedes disfrutar también del Museo Arqueológico.

Palacio de Topkapi Estambul
Palacio de Topkapi

Recorrido en autobús turístico por la ciudad

Si tienes poco tiempo para visitar Estambul o prefieres hacerlo de una forma bastante cómoda, opta por la contratación de un autobús turístico. Gracias a él podrás realizar una experiencia de lo más satisfactoria. En este caso cuenta con ticket Classic o Premium, en función de las necesidades que tengas.

Este medio te llevará a lugares realmente increíbles como el Delfinario o la aldea en escala Miniatürk, donde podrás ver una recreación en miniatura de los puntos más importantes de la ciudad. El punto positivo es que podrás bajar en cualquier parada para poder ver aquello que más te llame la atención.

Cruza por el Puente del Bósforo para visitar el Palacio de Beylerbeyi o contempla la grandeza del estrecho. Podrás ver la antigua muralla de Constantinopla y el acuerdo romano en el Cuerno de Oro. Así como también poder disfrutar de la Mezquita Azul.

Bus turistico Estambul
Bus turistico en Estambul

El lado asiático de Uskudar y Kadiköy

Uskudar y Kadiköy son dos distritos de la ciudad de lo más curiosos. En el primero podrás ver el lado más asiático de la urbe, contemplando Marmaray bajo el fósforo antes de realizar un recorrido por el distrito otomano. En él encontrarás todo tipo de mezquitas y lugares históricos. Aquí podrás ver calles llenas de pescado o el barrio de Moda. Iglesias, mezquitas o mansiones llenarán tu camino en todo momento.

También cabe destacar que en Kadiköy hay gran cantidad de elementos de interés. Está ubicado en el lado asiático del Mar de Mármara. Fue conocido en un principio como Calcedonia, que significa Ciudad de los ciegos.

Verás toda la energía y vida que se respira en este distrito tan curioso.

Uskudar Estambul
Uskudar, Estambul

Otros lugares de interés

Prueba a ver uno de los mercados más antiguos del lugar: el Bazar de las Especias. En él podrás experimentar todo tipo de olores; vive en primera persona cómo son las ventas. El mercado cuenta con seis puertas y una forma de L. Podrás comprar y probar todo tipo de productos típicos del lugar.

A su vez, el Gran Bazar también tiene mucha fama. Es un sitio donde podrás perderte por sus laberínticos pasillos cargados de objetos. Cuenta con 3600 tiendas donde podrás recorrer 64 calles buscando algo que te haga recordar siempre este viaje.

También te aconsejamos visitar la Plaza Taksim. Es la zona más importante de la parte europea de la ciudad. Aquí se llevan a cabo todo tipo de celebraciones y eventos. Fue protagonista de las revueltas que tuvieron lugar entre 2010 y 2013, conocidas como Primavera Árabe. Es una plaza cargada de comercios y de vida; gran cantidad de restaurantes, cafeterías y hoteles donde poder disfrutar de la gastronomía del lugar. En ella están el Monumento al Aguador y el Monumento a la República.

Desde esta plaza se puede acceder a Istiklal Caddesi, una de las avenidas más famosas de la ciudad. Se puede recorrer con un antiguo tranvía que te hará rememorar tiempos pasados. Podrás disfrutar de una experiencia de lo más característica.

A todo ello debemos de unir el Castillo de Rumelia, una fortaleza que se encuentra en el distrito de Sariyer, en la colina del lado europeo. Fue creada por Mehmed el Conquistador entre 1451 y 1452, antes de la captura de Constantinopla. Las tres torres reciben el nombre de los tres visires que se encontraban al servicio de Mehmed II.

Panorámica de Estambul
Panorámica de Estambul

La ciudad de Estambul cuenta con gran cantidad de actividades y monumentos por ver. Algunos de ellos aún se conservan en magníficas condiciones. Son muchos los viajeros que eligen este destino con el fin de conocer la ciudad que fue capital de tres imperios. En sus calles la gran cantidad de historia vivida aún puede verse reflejada.

Las visitas a la ciudad turca son cada vez más largas debido a la necesidad de conocer en profundidad uno de los lugares con más encanto del mundo. El hecho de que haya un nexo de unión entre Europa y Asia en sus tierras la hacen aún más exótica.

Conocer Estambul es todo un lujo para aquellos amantes de la historia y la cultura.


Encuentra AQUÍ Los mejores HOTELES en ESTAMBUL


¿Conoces este lugar? Comparte tu experiencia


Encuentra AQUÍ los mejores VUELOS

Botón volver arriba