Portugal

Qué ver en Lisboa

Lisboa es la capital de Portugal. Miles de personas viajan hasta ella año tras año para poder disfrutar de los múltiples encantos que ofrece, una mezcla de herencia cultural y tradición con un modernismo que impera en sus calles.

A la hora de elegirlo para pasar unos días y desconectar de la rutina, la ciudad portuguesa ofrece todo tipo de atracciones adaptadas a cada una de las necesidades de sus visitantes. Cuenta con una larga historia de lo más variada e interesante, así como múltiples opciones a la hora de disfrutar de la vida nocturna. Siendo dos de los elementos esenciales que buscan la mayoría de personas a la hora de elegir dónde pasarán sus días de descanso.

Ante la cuestión de por qué elegir este destino aparecen gran cantidad de razones. Lisboa es una ciudad llena de vida y emoción que ofrece todo tipo de actividades y atracciones. Su mezcla de raíces e historia con la adaptación que ha sufrido a los tiempos que corren la hacen realmente única.

Cerca de ella hay unas preciosas playas de arena, asegurando baños de calidad donde poder descansar al máximo durante tu estancia. Tomar el sol en verano, disfrutar de una bebida a pie de mar o incluso leer en la toalla son algunas de las prácticas más deseadas por quienes se acercan al lugar.

Cabe destacar que cualquier época es buena para viajar a la urbe portuguesa, siendo ideal sobre todo el final de la primavera. La época entre mayo y junio ofrece días cargados de luz y sol. Las temperaturas son moderadas, por lo que no pasarás un excesivo calor y podrás disfrutar de un baño en sus aguas.

La visita a este lugar es ideal tanto si viajas solo, con amigos o en familia. Dentro de su amplio abanico de posibilidades, se encuentran algunas opciones ideales para niños. Entre ellas el Oceanarium, los tranvías o el zoo de Lisboa.

Qué ver en Lisboa

Autobús turístico para conocer mejor la ciudad

En ocasiones la falta de tiempo o de movilidad nos obliga a tomar decisiones si queremos conocer la ciudad como deberíamos. Es por ello que el tour en autobús turístico por Lisboa es cada vez una idea de lo más atractiva. Son múltiples sus rutas, estableciendo cuatro posibilidades distintas para poder disfrutar del lugar.

De esta forma podrás planear con total libertad el itinerario a seguir, decidiendo qué camino tomar o qué monumentos ver. El hecho de que las audioguías se encuentren en 14 idiomas permite que su uso sea de lo más universal.

Algunas de las opciones son la visita al Monasterio de los Jerónimos, la Torre de Bélem o la Plaza Rossio. Puedes dar una vuelta por la ciudad de Cascais, situada en la costa. O también hacer una parada en la Casa dos Bicos. Este edificio cuenta con salientes que tienen forma de diamante, data del siglo XVI y se encuentra en buen estado de conservación.

Qué ver en Lisboa. Bus turistico Lisboa
Bus turistico Lisboa

Aprovecha la gran cantidad de combinaciones posibles y disfruta de una visita bajo los rallos del sol.


Descubre el Castillo de San Jorge

Se trata de las ruinas del Castillo de San Jorge, situadas en una colina con el mismo nombre. La ocupación de la colina data del siglo VIII a.C, siendo construida la primera fortificación en el siglo I a.C. Esto muestra la gran cantidad de historia que conlleva este maravilloso lugar.

La ubicación de esta construcción permite que aquellos que se acerquen a conocerla puedan disfrutar de las bellas vistas de la ciudad. Permite una visión de 360º de la capital y del río Tajo. Aprovecha para conocer los 6000 metros cuadrados que conforman el conjunto.

Esta arquitectura antigua dispone de una exposición permanente en la que podrás ver gran cantidad de objetos del siglo XI que fueron encontrados en el barrio moro del asentamiento.

El Castillo de San Jorge defendía la antigua ciudadela árabe o alcázar. Se disponía en una apertura con doce portones, siete de ellos por el lado de la iglesia de Santa Cruz do Castelo. En el exterior se encuentra un trozo de muralla que de acceso a una torre barbacana. Es increíble conocer que dieciocho torres refuerzan los muros.

Qué ver en Lisboa. Castillo de San Jorge Lisboa
Vistas del Castillo de San Jorge sobre la colina, Lisboa

Disfruta de este maravilloso recorrido, conociendo poco a poco cómo ha sido la historia del lugar y qué fases ha sufrido para llegar al estado en el que lo vemos en la actualidad.


Conoce Fátima, Batalha, Nazaré y Óbidos

Uno de los lugares de peregrinaje más célebres del mundo es el Santuario de Fátima. Se encuentra en la ciudad de Fátima, en la Cova da Iria. Es uno de los más importantes del mundo, acogiendo durante el año de seis a nueve millones de visitantes.

La ubicación del mismo ya es en sí de lo más curiosa.

Se encuentra situado a 300 metros del nivel del mar, en pleno macizo calcáreo de Estremadura. En su interior es posible ver la Basílica de Nuestra Señora del Rosario, de estilo neobarroco; así como también las Columnatas. Estas últimas son un conjunto arquitectónico que se encuentran a cada lado del recinto. Recogen 200 columnas y 14 altares, en los cuales puede verse las 14 estaciones del Vía Crucis. Una visita de lo más curiosa para los religiosos, pero también para los amantes del arte y la arquitectura.

Otra de las obras que llaman la atención es el Monasterio de Santa Maria da Vitória, comúnmente conocido como Monasterio de Batalha. Su nombre proviene de la localidad en la que se encuentra. Es todo un ejemplo del gótico tardío portugués, también del estilo manuelino. Tal es su importancia que está considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, siendo elegido como una de las Siete Maravillas de Portugal.

Santuario de Fatima
Santuario de Fátima

También habrá lugar para otro tipo de vistas.

Nazaré es un pueblo costero muy famoso entre aquellos que practican surf y deportes acuáticos. Aprovecha la visita para conocer la estatua de la Virgen María negra junto a San José, siendo de lo más destacado junto a los múltiples y coloridos barcos pesqueros que se encuentran situados en la playa.

A su vez, Óbidos es una población de lo más curiosa. En sus proximidades se encuentra Eburobrittium, una ciudad romana del siglo I. Prueba el licor de cereza dulce llamado “ginja” y disfruta de la estampa de calles empedradas y pequeñas casas al estilo medieval. La estrechez de sus calles y el encanto que desbordan lo convierten en un destino de categoría.


Tour en bicicleta, de Lisboa a Bélem

Lisboa es una ciudad maravillosa para recorrer en bicicleta. El hecho de comenzar en la parte alta del Parque Eduardo VII y llegar hasta Belém atravesando el centro histórico es de lo más viable gracias a la ausencia de subidas que dificulten el pedaleo.

Se trata de una experiencia única donde podrás conocer algunos monumentos de gran importancia y descubrir especialidades de la gastronomía portuguesa; este país dispone de bebidas y dulces conocidos en todo el mundo.

Uno de los elementos más destacados a tener en cuenta es la Torre de Bélem. Se trata de una construcción militar antigua creada por Francisco de Arruda y Diogo de Boitaca. Tuvo una gran importancia durante la Era de los Descubrimientos de Europa. Sirvió tanto como fortaleza como de puerto. Desde ella partieron los primeros portugueses que realizaron el primer comercio europeo con China e India.

Más tarde, cuando acabó su función de defensa, fue destinada a prisión, como faro y también como lugar para recaudación de impuestos a la hora de entrar a la ciudad. Su ubicación es de lo más ideal, dado que se encuentra ubicada en la desembocadura del tajo, en el barrio de Santa Maria de Belém.

También entra dentro del Patrimonio de la Humanidad.

Torre de Belem Lisboa
Torre de Belém, Lisboa

Autobús, tranvía y barco: Lisboa en 72 horas

La creación de packs que permiten conocer la ciudad en el periodo de tiempo que estés en ella tienden a facilitar de alguna forma la estancia en la misma. Es por ello que es posible descubrir todas las zonas de Lisboa utilizando billetes de autobús, barco y tranvía.

Gracias a ello, podrás ver los monumentos y museos más destacados de la ciudad. Así como también una excursión en el Yellow Boat o un tour en un tranvía histórico.

Yellow Boat Lisboa
Interior de un Yellow Boat de Lisboa

Lisboa te enamorará, pudiendo disfrutar de la arquitectura que impera en sus plazas y avenidas.

El tour por Belém te hará ver una cara diferente de la ciudad. Así como ver de cerca los resquicios de la Era de los Descubrimientos. Algunos de los barrios tradicionales como Alfama, Mouraria, Chiado, Estrela o Lapa estarán a tu disposición.

Es posible acceder hasta el ya citado Castillo de San Jorge en tranvía, viajando por zonas como Mouraria y Graça. Todo ello contando también el paseo en barco, lo cual permite pasar por debajo de los puentes, ofreciendo estampas insólitas.

Desde la Plaza del Comercio o Terreiro do Paço podrás ver unas vistas de lo más fascinantes. Se trata del lugar donde estuvo el Palacio Real durante 200 años. Es una de las plazas más importantes de la ciudad y posee unas vistas de infarto al estuario del Tajo.

Plaza de Lisboa
Plaza de Lisboa

Poder disfrutar de los medios de transporte más destacados de la ciudad es todo un lujo. Esto te permitirá conocer las múltiples caras que ofrece Lisboa en un tiempo récord. No te quedes sin ver alguno de los monumentos más destacados del lugar.


Crucero por el Tajo al atardecer

Los atardeceres portugueses son verdaderas joyas. Si quieres ver una perspectiva diferente y única aprovecha para realizar un crucero al atardecer por el Tajo. Gracias a ello podrás ver una perspectiva diferente. Las vistas que ofrece este medio son de lo más increíbles. Los distintos colores con los que se tiñe el cielo lo hacen más emotivo aún si cabe.

Podrás ver el puerto de Belém, el 25 de Abril, Alcântara o el barrio antiguo de la ciudad. Desde este punto, observarás de una forma completamente distinta el Castillo de San Jorge, en una de las siete colinas legendarias de la ciudad.

También podrás ver la famosa cuenca del Mar da Palha o el puente Vasco da Gama, así como también el Cristo Rey de Alamada.

Toda una oportunidad para poder aprovechar la visita y disfrutar de un momento de lo más único durante dos horas.

Se trata de una de las opciones más románticas a tener en cuenta si vas a viajar con tu pareja a Lisboa y quieres tener un momento para recordar. Durante el trayecto conocerás la parte más mágica de la ciudad y la historia que ha recorrido.

Crucero Lisboa
Crucero por el Tajo, Lisboa

Tour para conocer Sintra y el Palacio da Pena

Sintra es una localidad portuguesa declarada Patrimonio de la Humanidad. Su importancia natural y cultural han hecho de ella un lugar visitado por todos aquellos que quieren conocer Portugal. En ella podemos encontrar el Parque Natural de Sintra-Cascais, que es reconocido como Área de Paisaje Protegido.

Entre los múltiples atractivos que presenta se encuentra su centro histórico. Cuenta con numerosos castillos y construcciones antiguas. Algunos de ellos como el Castillo de los Moros, el Palacio de Queluz, Monserrate, Seteais o el Palacio Nacional. Así como también las iglesias de Santa Maria y Sao Martnho. Todo ello lo hacen un destino excepcional, a lo que debemos de unir la gastronomía de lo más destacada. Encontramos una gran variedad de vinos y confitería que no deja a nadie indiferente.

En sus monumentos puede verse la combinación de varias influencias.

Palacio da Pena
Palacio da Pena

De esta forma, conviven los estilos gótico, morisco, mudéjar, manuelino, barroco e itialianizante. Es increíble la amplia oferta cultural que ofrece, ya que el conjunto dispone de cinco museos y diez galerías de arte. Sin duda, un destino más que destacado para aquellos que deseen empaparse de esta cultura.

Además de los ya citados, Sintra también cuenta con el Palacio Nacional da Pena. Se trata de unas de las principales residencias que tuvo la familia real portuguesa durante el siglo XIX. También es considerado una de las máximas expresiones del románico del siglo XIX en el país. Es Patrimonio de la Humanidad, estando situado en la freguesia de Sao Pedro de Penaferrim.

Se trata de un monumento realmente curioso. Las decoraciones extravagantes y las colecciones de su interior te harán maravillarte a la vez que cuestionarte aquello que ves. También destaca por las increíbles vistas que ofrece. Siendo por tanto uno de los lugares a visitar si deseas conocer la parte más bella de Portugal.


Otras opciones a tener en cuenta:

A la hora de viajar a Lisboa hay que detenerse en alguno de los múltiples miradores que posee. Ellos te ofrecerán unas vistas únicas de la ciudad. El mirador de Santa Luzia cuenta con unas vistas increíbles, así como también un pequeño jardín lleno de azulejos. Otra de las opciones es el mirador da Graça, el cual ofrece una visión panorámica de la ciudad, siendo de los más destacados para ver un atardecer de película.

Mediante el Elevador da Glória podrás llegar al Mirador de San Pedro de Alcántara; este ofrece vistas tanto del Castillo de San Jorge como del centro de la ciudad. A su vez, también cabe destacar el Elevador de Santa Justa. Se trata de un ascensor de 45 metros de altura que une el barrio La Baixa con el Barrio Alto.

Mirador Lisboa
Mirador de Lisboa

A su vez, es posible disfrutar del Barrio de La Alfama. En él podrás perderte por sus múltiples calles empedradas. Dicen que este barrio se encuentra la verdadera esencia de la ciudad. Se sitúa entre el Castillo de San Jorge y la orilla del Río Tajo. Destacado por la gran cantidad de balcones de hierro con ropa tendida, plazas llenas de vida y claridad, hacen de él un lugar mágico.

Otro de los barrios destacados es el Chiado. En él se encuentran distintos cafés históricos y tiendas de lo más curiosas. Aquí puedes tomarte tu tiempo para conocer qué hace tan maravillosa a Lisboa. Dispone de edificios con fachadas increíbles, lo cual lo hacen más atractivo aún.

Centro de Lisboa
Centro de Lisboa

Dentro del Chiado se encuentra el Convento do Carmo, actualmente en ruinas debido a un terremoto que tuvo lugar por el 1755; el techo se derrumbó y actualmente puede verse el cielo durante su recorrido.

Arquitectónicamente, puedes visitar la Catedral de Lisboa. Conocida como la Sé, es del siglo XII. Se trata del edificio religioso más importante de la ciudad. En su interior es posible ver diferentes estilos arquitectónicos, siendo un disfrute para los amantes de la construcción y el arte.

A su vez, no puedes irte de Lisboa sin visitar sus tranvías. Son una atracción única, siendo una de las experiencias necesarias en la ciudad. En ellos puedes hacerte fotos increíbles, siendo un gran momento cuando el tranvía pasa por la puerta de la catedral.

Tranvia Lisboa
Típico tranvia por una calle de Lisboa

Como hemos podido ver, Lisboa cuenta con múltiples atractivos que la hacen un lugar único. Solo hay que saber cómo descubrirla para quedar maravillados de ella. No importa si tu viaje es de unos días o se trata de una estancia más larga.

Lo cierto es que cualquier tiempo que pases en sus calles será de lo más reconfortante.


Encuentra los mejores hoteles en Lisboa

¿Conoces este lugar? Comparte tu experiencia


Encuentra los mejores VUELOS aquí

Botón volver arriba
Cerrar