Italia

Qué ver en Roma

Roma es una de las ciudades más amadas del mundo. El hecho de que a la inversa pueda leerse amor hace que sea destino para miles de parejas que desean declararse sus sentimientos en este magnífico lugar.

Es conocida como la “Ciudad Eterna” porque en algunos de sus rincones el tiempo se para por completo. Los múltiples monumentos que la componen hacen que caminar en ella sea como ver de nuevo distintas épocas por las que ha pasado su suelo.

Cuenta con tres milenios de historia, llegando a extender su dominio sobre todo el Mediterráneo y gran parte de Europa, Oriente Próximo y África. Llegó a ser la primera metrópolis del mundo, ya que fue la capital del Imperio Romano.

Se trata del centro de una de las civilizaciones antiguas de mayor importancia. Distintos aspectos de la vida romana han influido en la cultura, música, arquitectura, literatura, arte, filosofía, moral y religión de los siglos posteriores.

Pasear por ella evoca a la imaginación, haciendo que te sientas como si volvieras siglos atrás. Se trata de la ciudad con más bienes históricos y arquitectónicos del mundo por metro cuadrado. Su centro histórico está delimitado por las murallas aurelianas, siendo la máxima expresión del mundo occidental en distintos campos.

Roma es punto por antonomasia de la religión católica, ciudad santa del catolicismo y destino para peregrinar. En su interior se encuentra la Ciudad del Vaticano. Esta cuenta como una entidad estatal autónoma. El máximo mandatario en ella es el Papa.

Qué ver en Roma


Coliseo, Foro Romano y Monte Palatino

Roma cuenta con gran cantidad de monumentos de lo más destacado. Uno de ellos es el Coliseo o Anfiteatro de Flavio. Es un anfiteatro de la época del Imperio Romano. Creado en el siglo I, debe su nombre a una estatua que había cerca, el Coloso de Nerón. Debido a su buena conservación, es una de las construcciones más valoradas de la Antigüedad Clásica. Es una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno y evidentemente Patrimonio de la Humanidad. En él podrás conocer todo tipo de historias sobre gladiadores y emperadores.

A poca distancia del lugar, se encuentran las ruinas del Foro romano. Se trataba del centro de la vida pública en la antigua roma. En él se realizaba la actividad política, así como también se encontraban los templos y los mercados. Actualmente es posible observar sus restos, entre los que se encuentran el Templo de César, el Templo de Venus y Roma o el Arco de Tito. Pasear por los restos hará que entiendas un poco mejor cómo era la vida en esta antigua urbe.

Qué ver en Roma. Foro Romano
Foro Romano

Por último, el Monte Palatino es la colina central de las 7 colinas que originaron Roma. Es la colina de menor elevación, cuenta con 50 metros sobre el Foro Romano. En él podrás escuchar los mitos de Rómulo y Remo, extendiéndose también en aquellos que acometen a la Ciudad Eterna. Cabe destacar que desde este lugar las vistas de la ciudad son realmente increíbles.


Visita en bicicleta

Para poder conocer Roma desde un punto de vista cercano, es aconsejable realizar un recorrido por ella en bicicleta. Este medio no solo ayuda a preservar el medio ambiente, también te permite conocer lugares en un tiempo récord.

La gran cantidad de monumentos, callejuelas y plazas de reducido tamaño hacen de este medio de transporte el ideal para desplazarse. En muchas ocasiones, la multitud de colinas y la gran extensión de la urbe hace que los visitantes se encuentren agotados. Sin embargo, esta será una solución de lo más efectiva. Sobre todo porque en la actualidad son más que famosos los tour en bicicleta eléctrica.

Poder ver los monumentos más destacados de Roma de forma divertida. Haciendo paradas en aquellos lugares que más te gusten. A través del recorrido realizado por lugares como el Foro Imperial, la Piazza Venezia, el monumento a Víctor Manuel, las Escaleras de la Plaza España, la Fontana di Trevi, la Piazza del Popolo o el Panteón; podrás conocer un poco más de la historia de la ciudad.

Tour Roma en Bicicleta
Tour Roma en Bicicleta

Museo Romano del Imperio

Si algo cabe destacar en Roma es su amor por el arte. Existe gran cantidad de museos que presentan lo más destacado de las distintas épocas por las que ha pasado esta hermosa ciudad. Uno de ellos es el Museo Romano del Imperio. En él se encuentra una maravillosa colección de arte que cuentan la historia del lugar.

Su origen data del siglo XVIII, cuando el papa Clemente XII decidió hacer una recolección de obras y esculturas antiguas que estuvieran de forma permanente accesibles a los romanos. Este hecho hizo que se creara el primer museo del mundo, situándose en una de las Siete Colinas de Roma.

Dispone de unas vistas de lo más destacadas al Foro Romano, estando en él presente todo el recorrido que ha tenido el lugar. Una de las obras más destacadas es la escultura de la loba con los fundadores de Roma. También el Caput Mundi, un cofre en el que se disponen artículos que indican la historia de la ciudad.

Museo Romano
Museo Romano

Museos Vaticanos, Capilla Sixtina y Basílica de San Pedro

Dentro de la Ciudad del Vaticano se encuentran algunas de las muestras artísticas más famosas del mundo. Los Museos Vaticanos son galerías llenas de obras propiedad de la Iglesia.

Proviene de la creación de una colección privada por parte de Julio II, aumentándose posteriormente hasta crear una muestra de lo más considerable. A ellos pertenece la Biblioteca Vaticana, considerada una de las mejores del mundo.

Algunas de las obras que se pueden ver en estos museos son Laocoonte y sus hijos, Apoxiimoneo, el monumento funerario con Adonis agonizante de Tuscania, La Escuela de Atenas o El Parnaso. Cabe destacar la gran cantidad de obras que se encuentran entre sus muros.

Una de las partes más esperadas por los visitantes es la llegada a la Capilla Sixtina. La mayoría de ellos intentan encontrar el autoretrato que Miguel Ángel dejó en ella. Pintó la capilla en un tiempo récord.

La Capilla Sixtina pertenece al Palacio Apostólico, encontrándose en la residencia oficial del papa. Es una de las estancias más conocidas a nivel mundial. En sus inicios servía como capilla de la fortaleza vaticana. Una vez que fue restaurada ha servido como lugar de celebración de diversos actos y ceremonias del papa. En la actualidad es la sede del cónclave, teniendo un papel decisivo a la hora de elegir al nuevo dirigente de la Iglesia.

El fresco realizado por Miguel Ángel la ha hecho conocida en todo el planeta. Creó una obra de arte como nunca antes se había hecho en el mundo, cambiando el arte occidental por completo. Años más tarde, pintaría también la pared del altar con El Juicio Final. Cinco siglos después siguen enamorando a millones de personas que se acercan a conocer la creación del artista.

Museos Vaticanos en Roma
Museos Vaticanos en Roma

Por último, la Basílica de San Pedro es el templo católico de la Ciudad del Vaticano. Es la más grande del mundo en cuanto a iglesias cristianas. La cúpula que posee la hace visible desde múltiples puntos de la ciudad romana. Considerado lugar sagrado, siendo parte de las siete iglesias de Roma.


Gastronomía romana

Roma destaca por sus múltiples opciones gastronómicas. Uno de los principales atractivos de la ciudad es ciertamente la comida. Combinar cultura y platos típicos harás que conozcas un poco más cómo viven su día a día los romanos.

Degustar los platos típicos como pizza, suppli o los manjares del barrio judío es todo un acierto. La charcutería local también está para chuparse los dedos. Poder degustar carnes curadas con vino del lugar será algo que no podrás olvidar. También el hecho de poder comer suppli recién hechos.

Pero no puedes irte de Roma sin probar sus pizzas y la cerveza. A ello debemos de unir flores de calabacín fritas o alcachofas fritas. Son múltiples las materias primas de calidad que da la tierra italiana. Los cocineros de la zona se encargan de hacer verdaderos manjares con ellas.

Todo ello tendrá un broche final con un helado. Es uno de los sabores más característicos de Italia. El helado cuenta con una larga trayectoria y una variedad de sabores que se adaptan a todos los públicos.

Gastronomia romana
Gastronomia romana

Recorrer la historia de Roma a pie

Ya hemos citado la opción de conocer Roma en bicicleta eléctrica, pero lo cierto es que hay lugares que solo se podrán disfrutar en su esencia si vas caminando. Así podrás ver algunas de las principales plazas que dieron lugar al Imperio Romano.

Plaza España, Plaza Navona o el Panteón son algunos de los puntos a recorrer. Este tipo de tour tienen como objetivo que conozcas los elementos más destacados de la ciudad, eliminando así la posibilidad de dejar alguno en el tintero por despiste o falta de tiempo.

Disfruta de la Fontana de Trevi o la Plaza de Venecia. En estas ubicaciones encontrarás lugares reconocidos por sus múltiples apariciones en películas y series, así como también por la gran belleza que desprenden.

Fontana de Trevi, Roma
Fontana de Trevi, Roma

Romanticismo a la luz de la luna en Roma

Roma es una ciudad de lo más romántica. Aprovechar la visita para declararle tu amor a la persona que desees es una buena idea siempre. Es por ello que existen tour que harán salir los sentimientos de forma mucho más natural e idílica.

El comienzo tendrá lugar con un paseo por la Ciudad Antigua. A la gente del lugar les encanta este tipo de actividades. A ello debemos de unir una visita al Coliseo, donde contemplar uno de los monumentos más destacados de todo el mundo antiguo.

También podrás contemplar la Via dei Fori Imperiali donde ver las ruinas romanas de noche hará que todo sea realmente perfecto.

Entrar en el Coliseo bajo las estrellas será una experiencia inolvidable. Durante este tipo de tour hay una entrada a la zona subterránea donde se explican toda serie de curiosidades sobre los gladiadores y el funcionamiento para que los animales salieran a la Arena.

Disfrutar de esta parte del monumento bajo la luna hará que sea mucho más fácil decir lo que sientes.

Coliseo romano de noche
Coliseo romano de noche

El centro histórico de la ciudad

Conocer el centro histórico de Roma permite indagar un poco más en la cultura y costumbres del lugar. Su gran recorrido histórico hace bastante difícil conocer en profundidad las distintas etapas por las que ha pasado la urbe, y sin embargo puede revivir algunos de los momentos que han cambiado el curso de la Historia.

El Coliseo, como ya hemos nombrado, tenía y tiene una gran importancia como ejemplo de la Roma Antigua. A ello debemos de unir el Monte Palatino y el Foro Romano, ambos descritos como lugares donde se llevaba a cabo la vida romana y donde se comenzó la fundación de una de las ciudades más importantes del mundo.

Todos los edificios que hoy son ruinas harán que tu imaginación vuele en su esfuerzo por comprender cómo se desarrollaba la vida en el lugar y cuáles eran sus puntos más fuertes.

Posteriormente, en la Plaza Venecia es posible encontrar el Altare della Patria, el monumento a Víctor Manuel, el primer rey de la Italia Unificada. Es una gran construcción de mármol blanco con unas escaleras de lo más destacadas. En la base del monumento se encuentra el museo de la unificación de Italia.

La Fontana di Trevi es parada obligatoria para todos los que quieran conocer una de las fuentes más famosas del mundo. Pertenece al barroco y tiene como telón de fondo el Palacio Poli. Domando las aguas es el tema central en el que se mezclan agua y roca tallada. Dos tritones tiran de una carroza que tiene forma de concha.

No olvides pedir tu deseo en esta fuente tirando una moneda al agua: es una de las típicas actividades que realizan aquellos que visitan este lugar. Sin lugar a dudas uno de los escenarios más románticos de la ciudad para poder disfrutar de un buen momento y comer helados increíbles. La fuente ha aparecido en películas como La Dolce Vita o Roman Holiday.

También te recomendamos que visites el Panteón, con más de 2000 años de historia fue construido para todos los dioses y es una de las construcciones más destacadas de la ingeniería. El Panteón de Agripa es un antiguo templo romano, convertido en la actualidad en una iglesia.

Cuando Adriano acabó de construirlo decidió no poner la fecha, dejando la del anterior templo que había sufrido un incendio. El edificio circular es uno de los principales atractivos de la ciudad. Una vez que consigues acceder a él es posible ver una abertura central, el óculo, que te permite mirar al cielo.

Es, sin lugar a dudas, una parada obligatoria para todos aquellos que quieran ver una de las construcciones más destacadas de Roma.

Vistas de Roma
Vistas de Roma

También la Piazza Spagna dispone de unas escalinatas de lo más fascinantes. En primavera es toda una explosión de colores que llevan hasta la Iglesia de la Trinitá en lo alto de ellas. Villa Médica ofrece una imagen de Roma de lo más fascinante. Es uno de los lugares más transitados por lo que hacer una foto aquí sin gente se vuelve una misión casi imposible.

A ello debemos de unir San Juan de Letrán. Se trata de una iglesia que se inicio en el 313, siendo de las más destacadas de Roma. Dispone de una plaza de lo más amplio que permite contemplarla desde distintos puntos de vista. Dispone de enormes puertas de bronce y de la Scala Santa que provenía del Palacio de Poncio Pilatos en Tierra Santa.

Uno de los barrios más bohemios del lugar es el Barrio de Trastevere. En él podrás ver la parte bohemia de la ciudad. Está algo más alejada de la vida del centro y aún guarda su esencia. Sus esquinas y distintas opciones gastronómicas nos muestran la parte menos turística de Roma.

Por último, queremos hablaros de la Bocca della Veritá. Es un disco de piedra donde se encuentra esculpida una cara. Es uno de los puntos donde acuden los turistas. Se puso de moda gracias a su aparición en la película Vacaciones en Roma. Se trata de un tallado del siglo I. No se sabe cuál era su inicio si una fuente, la salida agua o incluso una cloaca.

Esta ciudad cuenta con una herencia en el plano artístico y cultural de lo más envidiada. Algunos como Miguel Ángel fueron creadores de obras que han pasado siglo tras siglo marcando la vida de muchas personas. También es importante hablar de La Piedad en la Basílica de San Pedro o El Moisés en San Pietro in Vincoli. Peor no debemos de olvidar a Rafael, Bernini, Caravaggio o Boticelli.

Las diferentes épocas que han marcado esta tierra se han ido complementando y retroalimentando para crear nuevos movimientos que la hacen cada vez más grandes. Este hecho la sitúa como punto clave para la cultura y el arte de todo el mundo.

Durante siglos todas las miradas con un mínimo de interés artístico posaban sus ojos en Roma. Las diferentes épocas vivirán eternamente en este fantástico lugar.


Encuentra los mejores hoteles en Roma

¿Conoces este lugar? Comparte tu experiencia


Encuentra los mejores VUELOS aquí

Botón volver arriba
Cerrar